Nuevo iPad vs Microsoft Surface : Primera comparativa

Nuevo iPad vs Microsoft Surface : Primera comparativa

Redacción

La primera gran apuesta de Microsoft en el sector de las tabletas fue presentada hace unas horas. Su objetivo pasa por competir contra las tabletas Android y especialmente contra el rey de este mercado: Apple. A continuación comparamos los datos aportados sobre Surface con el nuevo iPad lanzado hace unos meses.

Desde hace unos días conocíamos que la compañía de Redmond estaba dispuesta a dar un paso adelante dentro del sector de los tablets. El desarrollo de Windows 8 orientado a este tipo de dispositivos abría una puerta por la que no ha dudado en entrar Microsoft de la mano de Surface, su primera tableta. En una keynote que pudimos seguir en directo en ADSLzone, el gigante norteamericano esbozó las principales características de una apuesta que tendrá en el nuevo iPad un rival muy difícil de batir ante sus grandes características.

Hay que destacar que Microsoft ofrecerá dos versiones de su tableta. Por un lado, ofrecerá un modelo con procesador ARM que estará disponible con 32 o 64 GB de memoria interna y Windows RT (la versión enfocada de forma específica a tablets). Por otro, Microsoft comercializará otro modelo con procesador Intel con 64 o 128 GB de memoria interna a elección del usuario. Este último contará con Windows 8 Pro como sistema operativo. Señalar en este punto que el primer modelo será más ligero (676 gramos ante los 903 gramos del segundo) y menos grueso (9,3 mm vs. 13,5 mm).

A pesar de la presentación oficial y la muestra de su diseño con el innovador teclado como parte de la funda de Surface, Microsoft no detalló las prestaciones técnicas y otros aspectos de especial interés como su precio y fecha de lanzamiento. Por este motivo, la primera comparativa nos sirve para hacernos una idea de los puntos que debería reforzar la compañía estadounidense si quiere medirse a un rival de la talla del nuevo iPad, un equipo de 652 gramos de peso y 9,5 mm de grosor.

 

No obstante, Microsoft sí ha especificado algunos aspectos como, por ejemplo, el tamaño de la pantalla de su tableta. Surface apostará por las 10,6 pulgadas con tecnología ClearType HD en la versión RT y ClearType Full HD en la versión Windows 8 Pro. Esto contrasta con las 9,7 pulgadas (2048 x 1536 píxeles de resolución) del nuevo iPad, un equipo referente en este sentido al contar con la tecnología Retina, lo que le permite ofrecer una altísima calidad de imagen que hasta ahora no ha sido contestada por ninguno de sus rivales y a la que difícilmente llegará Surface.

En lo que respecta al procesador, poco más se sabe de las dos versiones ARM e Intel que señaló Microsoft, pero ha de tener en cuenta que el nuevo iPad integra un procesador dual core A5X al que acompaña una GPU quad core que ofrece un rendimiento más que destacable. En este punto deja muy atrás a lo ofrecido a nivel gráfico por el iPad 2 y confirma lo alto que está el listón en este apartado. Complicado lo tendrá Microsoft para saltarlo. En lo que respecta a memoria interna del equipo de Apple comentar que está disponible en 3 versiones: 16, 32 y 64 GB.

Microsoft también confirmó que Surface contaría con las clásicas cámaras frontal y trasera. El nuevo iPad cuenta con una frontal VGA y una trasera con sensor de 5 megapíxeles que permite grabar vídeo en calidad Full HD (1080p). Es de esperar que Surface cuente con estos mínimos de calidad que ofrecen la mayoría de los rivales en el mercado de las tabletas.

En el apartado de conectividad, damos por descontado que Microsoft ofrecerá WiFi y 3G en su tableta. Como una de las características que sí incluirá Surface pero que no tiene el nuevo iPad encontraremos el puerto USB 2.0 en la versión RT y USB 3.0 en la Pro y la entrada para tarjetas de memoria microSD. Otro de los detalles que faltan por especificar es la batería de la nueva tableta, pero qué menos que ofrecer las 10 horas de autonomía que garantiza en la teoría el nuevo iPad.

 

El precio cerraría esta primera comparativa. Las diferentes versiones del nuevo iPad van desde los 479 a los 799 euros. Si Microsoft quiere plantar cara con una versión con prestaciones más bajas habrá de lanzar un precio realmente competitivo para su Surface. La otra opción es igualar los precios del tablet de Apple, pero la compañía de Redmond tendrá que hacer un gran esfuerzo a la hora de ofrecer componentes de altísima calidad, por no hablar del software, algo que se desconoce por ahora a falta de la llegada de Windows 8 en el último trimestre de 2012.