FACUA intensifica su lucha contra los abusos de los operadores móviles

FACUA intensifica su lucha contra los abusos de los operadores móviles

Redacción

Acabar con los abusos en el sector de la telefonía móvil se ha convertido en uno de los principales objetivos de la organización de consumidores FACUA tras su reciente renovación. Las reclamaciones por parte de los usuarios han ido en aumento en los últimos años sin que las instituciones hayan frenado las irregularidades.

La organización FACUA-Consumidores en Acción ha renovado sus campañas para luchar por los derechos de los usuarios. Entre sus prioridades se encuentra el fin de las irregularidades en el sector de las telecomunicaciones. En los últimos años ha sido este mercado el que ha liderado las reclamaciones de usuarios en nuestro país, batiéndose en 2011 los récords en cuanto a quejas por parte de los consumidores, indefensos ante la nula reacción del Gobierno.

"La ausencia de sanciones contundentes y que trasciendan públicamente contra los fraudes del sector provoca que éstos sigan creciendo y una sensación de impunidad a la que debe ponerse freno de una vez", explicaba FACUA como motivo de este preocupante aumento en el número de reclamaciones. No en vano, hablamos de que un altísimo porcentaje de quejas vienen provocadas por las actuaciones de compañías de banda ancha y telefonía móvil: casi 4 de cada 10 reclamaciones son generadas por este sector.

Por este motivo, la nueva campaña de lucha por los derechos de los consumidores emprendida por FACUA tiene en la telefonía móvil uno de sus principales objetivos. A través de las redes sociales han difundido su particular "Lucha contra los abusos" apadrinada por los actores Imanol Arias, Lara de Miguel y Patxi Freytez. La organización ha asegurado que está "investigando a las compañías de móvil con la información que le facilitan los usuarios que se suman a esta campaña con el fin de denunciar sus irregularidades", por lo que anima a participar en ella a todo aquel que se sienta perjudicado por sus compañías.

FACUA se compromete a investigar todas las irregularidades en el sector. Por ejemplo, denunciará las penalizaciones a la hora de cancelar contratos de permanencia, una estrategia que siguen frecuentemente los operadores. La organización informa de que la penalización no puede ser nunca superior al descuento aplicado en la subvención de un terminal al que a su vez se le asocian tarifas de consumo mínimo que también pueden resultar abusivas y denunciables.

Los abusos en los compromisos de permanencia forman parte de una larga lista de quejas por parte de los usuarios. Incumplimientos de ofertas comerciales, altas en servicios no solicitados, envíos de facturas después de que los usuarios hubieran solicitado la baja o cobro por llamadas y/o conexiones a Internet no realizadas son algunas de las prácticas que se unen a dichos abusos y contra los que FACUA parece comprometida a acabar. Esperemos que desde el Gobierno se atienda a estas reclamaciones y se actúe con firmeza puesto que son sus ciudadanos los únicos perjudicados.