Movistar y Vodafone preparan una revolución en sus tarifas móviles para verano

El pasado mes de marzo Movistar y Vodafone anunciaban cambios importantes en su estrategia en el sector móvil con el fin de la subvención de terminales. Esto vendrá acompañado de una importante bajada en las tarifas de ambas compañías y el próximo verano parece la fecha elegida para aplicar suculentos descuentos.

Como era de esperar, durante 2012 se intensificará la guerra de precios en el sector de la telefonía móvil. Los caminos elegidos por los implicados en este mercado llevan inexorablemente a que las compañías se enfrenten a base de ofertas en sus tarifas dejando como gran vencedor de esta batalla a los usuarios. La tendencia en la bajada de precios que se aceleró en 2011 tiene visos de ser incluso más fuerte en este año.

Una interesante reflexión de Miguel Angel Uriondo en su blog nos ayuda a vislumbrar cómo evolucionará el mercado móvil en nuestro país. El paso al frente dado por Movistar y Vodafone con el fin de las subvenciones a nuevos terminales se completará en cuestión de meses. En verano se espera que los operadores que dominan el mercado (entre ambos acaparan el 67% de las líneas móviles de nuestro país) reduzcan considerablemente sus tarifas al no tener que hacer frente a los costes que supone la inversión en terminales para captar usuarios.

A esto hay que unir que el 1 de junio se dará el pistoletazo de salida a las portabilidades exprés. A partir de dicha fecha el usuario podrá cambiar de operador en un día, lo que reduce la capacidad para contraofertar de los operadores. Esto lleva a que las compañías trabajen para intentar fidelizar a sus usuarios y que no cambien de operador, y dicha política sólo pasa por las mejoras en las tarifas que pagan.

Por su parte, Orange, que decidió continuar con su política de subvención, ofrecerá a los usuarios algún móvil de alta gama pero también se verá obligada a reducir en menor medida los precios de sus tarifas. En la misma línea se espera una respuesta de Yoigo, que en los últimos meses ha variado un tanto su política de precios y se ha visto rebasada por el operador naranja a la hora de captar usuarios.

Pero son los Operadores Móviles Virtuales (OMV) como Pepephone, Ono, Jazztel o Simyo los que más parecen asustar a Movistar y Vodafone. La huida emprendida por muchos usuarios a estas compañías de bajo coste se ha intensificado en los últimos meses, siendo marzo un mes récord para estos operadores sin red propia. La clave que llama la atención de los usuarios son sus precios económicos, aún muy por debajo de los que ofrecen los operadores tradicionales. Es éste el espejo en el que están dispuestos a mirarse los grandes de la telefonía en España. Saben que no tienen más remedio y en cuestión de poco tiempo veremos sus propuestas para intentar mantener su liderazgo.