BlackBerry registra ya su primera caída en ventas

BlackBerry registra ya su primera caída en ventas

Javier Sanz

El continuado descenso en la cuota de mercado que ha ido registrando la reconocida firma de smartphones BlackBerry ha alcanzado ya una nueva fase: la caída en el número de ventas, algo que no se producía en la compañía desde hace seis años. Y los números son algo preocupantes, pues las caídas han llegado a un 25 por ciento en el último trimestre.

Que el dominio en el sector de los terminales móviles sigue en movimiento es algo que no se le escapa a nadie. El paso del sector a los llamados smartphones ha supuesto una verdadera revolución en cuanto a las firmas dominantes, siendo las emergentes Apple y el conjunto de terminales con el sistema operativo de Google, Android (especialmente Sansumg). Ambos son los dos polos atrayentes del sector, y sus ventas no sólo se consolidan sino que registran un crecimiento continuado. Esta evolución trae consigo, lógicamente, que otras firmas anteriormente consolidadas y con gran peso en el sector estén perdiendo una buena parte de su presencia en él. Tal circunstancia ocurre con nada menos que BlackBerry.

Desde hace unos meses, la compañía de la famosa línea de smartphones, RIM, está acumulando malos resultados en ventas, si los comparamos con las expectativas que se habían establecido durante el último trimestre de su año fiscal 2012. En ese periodo, la compañía logró vender en torno a las 11,1 millones de smartphones y 500.000 unidades de su Playbook, para obtener un ingreso de 4.190 millones de dólares.

Cifras en principio bastante interesantes pero que encierran otra realidad bien distinta: una fuerte caída en el mercado de la firma. En primer lugar, un nivel de ventas muy por debajo de lo esperado hasta el punto de verse obligada a rebajar el precio de su PlayBook para poder acabar con el stock. Y en segundo lugar, los resultados porcentuales, que señalan que las ventas de BlackBerry cayeron durante ese último trimestre un 25 por ciento con respecto al año pasado, confirmando así el bache por el que está pasando RIM y que podría tener importantes consecuencias en su cotización en bolsa, donde ya ha caído más de un 8 por ciento.

Blackberry 10

La respuesta de la compañía ante estos malos resultados no se hicieron esperar, y RIM decidió introducir una serie de cambios estructurales en sus cuadros de mando, con la salida de Jim Balsillie y Mike Lazaridis, fundadores de la compañía, del puesto de consejeros delegados y su sustitución por el alemán Thorsten Heins. A ello le ha acompañado el adiós de su jefe tecnológico, David Yach y el director de operaciones, Jim Rowan.

Pero sin duda, la principal estrategia de RIM para dar la vuelta a esta mala situación, se centra en su oferta tecnológica: una nueva versión de su sistema operativo, que responde al nombre de BlackBerry 10, una versión en pleno desarrollo y que todo apunta a que vendrá a ser un verdadero revulsivo para la compañía, capaz de ponerse al nivel de las últimas versiones de iOS y Android.