Windows Phone 8 al detalle

Windows Phone 8 al detalle

Redacción

Windows Phone 8 ya está en camino. A pesar de no haber sido lanzada aún la versión 7.6, bajo el nombre de Tango, del sistema operativo móvil de Microsoft, sus desarrolladores ya trabajan en un gran lavado de cara. Los primeros detalles se han dejado ver en la Red.

A finales de 2010 Microsoft lanzaba Windows Phone 7, su último intento por penetrar en el sector de los sistemas operativos móviles, donde Android e iOS de Apple se han convertido en los rivales a batir. Sólo en el último tramo de 2011, gracias a la integración de la plataforma en la gama Lumia de Nokia, WP7 avanzó a buen ritmo en ventas. No obstante, desde Microsoft no tiran la toalla y ya está en marcha la versión 8, de la que se ha producido una amplia filtración.

Según podemos leer en Pocketnow, un vídeo de Joe Belfiore, jefe de la división móvil de la compañía de Redmond, explicaría las principales novedades. Una de las principales es su integración con Windows 8, el sistema operativo que verá la luz este año para PC y tabletas. Los móviles con Windows Phone 8 estarán sincronizados con esta plataforma gracias a Zune, de modo que se cree un entorno total basado en Windows, puesto que compartirán el mismo núcleo del sistema y elementos en la interfaz. Asimismo, se potenciará la integración con otros servicios como Xbox Live y Skydrive para que se compartan contenidos entre todos los dispositivos de Microsoft.

Microsoft prevé que WP8 llegue en el momento en que se hayan superado las 100.000 aplicaciones en el Marketplace. La compañía espera que muchas de ellas estén para entonces adaptadas para la nueva versión de la plataforma. Igualmente, se espera que se adapten de una forma más sencilla muchas de las aplicaciones que se encuentran disponibles en la plataforma de la competencia y que un cliente Skype, el servicio que Microsoft compró el pasado año, esté integrado en el sistema operativo.

En lo que se refiere a hardware, Windows Phone 8 tendrá soporte para los procesadores multinúcleo y cuatro nuevas resoluciones de pantalla. Otra de las novedades en este aspecto es que será posible la utilización de tarjetas microSD y la implementación de la tecnología NFC (Near Field Communication) en vistas a su futuro papel como forma de pago con el terminal móvil.

Por otro lado, la nueva versión potenciará el uso de conexiones WiFi, intentando acceder a Internet de forma prioritaria con las que ofrezcan los operadores o la propia compañía. Así, se pretende que el usuario consuma el menor número de MB posibles de su tarifa de datos y que no se congestionen las redes 3G. En este sentido, para un mayor control de éstos, se integrará DataSmart, que nos ofrecerá información sobre cuánto nos falta para llegar al límite de la tarifa que tengamos contratada.

En definitiva, una serie de cambios que mejorarán de forma notable esta plataforma. Ahora sólo falta esperar unos meses para que Microsoft siga detallando sus características antes de que lo lance al mercado, teóricamente a finales de 2012.