Windows 8 será la plataforma elegida para las tabletas de HP, Dell y Asus

Las próximas tabletas de HP, Dell y Asus incluirán Windows 8 como sistema operativo. La nueva versión de la plataforma de Microsoft, que saldrá al mercado en verano de 2012, se verá así apoyada por algunos de los principales fabricantes informáticos.

Windows 8 encontrará un fuerte apoyo en algunos de los más importantes fabricantes desde que comience su camino en un sector nuevo para el sistema operativo como es el de las tabletas. Se trata de la primera plataforma creada por Microsoft orientada tanto a ordenadores personales como para esta gama de nuevos dispositivos que se encargó de impulsar Apple en abril de 2010 y que ha vivido un auge espectacular lastrando las ventas de PC y portátiles en el último año y medio.

Los grandes afectados por este declive son los fabricantes, aunque no todos por igual. Mientras Acer se ha desinflado de forma llamativa, otras compañías han conseguido resistir y las más importantes quieren dar el salto al mundo de las tabletas de la mano de Microsoft, su aliado en el sector informático como ha demostrado la integración de los distintos Windows en sus equipos.

Nuestro portal especializado en software, Softzone.es, ha confirmado que tanto el líder en ventas de equipos informáticos, Hewlett-Packard, como Dell y Asus integrarán Windows 8 en sus futuros tablets. Esta última compañía ya ha ganado algo de popularidad gracias a su gama de tabletas Eee Pad y seguirá lanzando tabletas en 2012. El fabricante asiático prevé lanzar dos de estos dispositivos con Android 4.0 Ice Cream Sandwich en el primer trimestre del próximo año y coincidiendo con la llegada de Windows 8 hará lo propio con este nuevo sistema operativo.

Por su parte, HP apostará por la plataforma de Microsoft después de anunciar el pasado mes de agosto la cancelación del desarrollo de smartphones y tabletas con WebOS. Su tableta HP TouchPad ha agotado sus existencias recientemente después de la sustancial rebaja que la situó en 99 dólares. La nueva versión llegaría el próximo año y a buen seguro la apuesta por el sistema operativo de Microsoft permite rehacerse a esta compañía tras el fracaso que ha supuesto su primera incursión en el sector.