La web de Hacienda, bloqueada por la campaña de la Renta. Una nueva chapuza online

El "Vuelva usted mañana" de Mariano José de Larra se traslada a la Red. En un nuevo alarde de imprevisión del Gobierno, la web de Hacienda para recibir de forma instantánea por Internet los datos fiscales y el borrador de la declaración de la Renta de 2010 se ha visto colapsada ante la fuerte demanda de los usuarios, lo que ha hecho imposible el acceso a la misma.

Cuánto le cuesta a la Administración subirse al carro de los nuevos tiempos que circulan gracias a Internet. La modernización de las administraciones públicas ha vivido un nuevo episodio de chapuza en toda regla. Concretamente nos referimos al estreno del nuevo servicio de Hacienda, que ha dejado a muchos contribuyentes sin la posibilidad de solicitar online sus datos en el primer día en el que se encotraba activo el servicio.

Como informa elmundo.es, las limitaciones tecnológicas han dejado "colgados" a los ciudadanos que pretendían acceder a la página web de la Agencia Tributaria. La gran novedad para la declaración de la Renta de este año ha hecho aguas a las primeras de cambios. Según se anunció, había que aportar la casilla 698 de la declaración de 2009 y facilitar un número de teléfono móvil en el que el contribuyente recibiría un mensaje de texto con un código que le permitiría descargarse los datos necesarios. Las quejas de los usuarios no se han hecho esperar ante la no recepción del código o esperas de "más de una hora".

En la web del diario, el número dos de Hacienda, Gaspar Caballo, pidió paciencia y recomendó a los ciudadanos que hagan sus solicitudes de forma "escalonada y no todos a la vez". "Si todo el mundo quiere entrar a la vez, no podemos atenderles de forma inmediata", argumentó Caballo. Teóricamente, el nuevo servicio podría absorber hasta un millón de peticiones al día, con unas 600 peticiones por segundo, mientras que según fuentes del órgano recaudador se habrían recibido 1.000 solicitudes por minuto.

El problema acontecido con la web de la Agencia Tributaria se une a una lista en la que encontramos otras medidas del Gobierno muy criticadas por los usuarios. Por ejemplo, tenemos el fracaso de la web que promovió en noviembre de 2009 junto a Promusicae y para la que destinó más de 1 millón de euros. Un año y medio más tarde, la web sigue luciendo la palabra "beta" en su logo.

La seguridad de la web del Ministerio de Vivienda también fue muy criticada después de haber sido hackeada en dos ocasiones, en el año 2007 y en el año 2010. Ahora es la parsimonia del funcionariado la que se traslada a Internet. Resulta tan comprensible como criticable que suceda en las administraciones físicas dado el uso de software obsoleto y equipos anticuados, pero no lo es tanto cuando se vive en la Red. Deseamos que sea el último tropezón de las administraciones en este sentido, aunque no se puede sino dudar de que así sea vistos los antecedentes.