La venta de Auna a ONO «desmembraría el único competidor de Telefónica»

La venta de Auna a ONO «desmembraría el único competidor de Telefónica»

Javier Sanz

La sección sindical del Sindicato de Trabajadores de Telecomunicaciones (STC) en el Grupo Auna advirtió hoy de que la posible compra de Auna Telecomunicaciones por parte de Ono «desmembraría el hoy único competidor global de Telefónica en España, dando al traste con la ya muy limitada competencia en las telecomunicaciones». El STC en Auna hace un llamamiento al Gobierno para que impulse «de verdad» la competencia de las telecomunicaciones en España, «velando porque haya operadores capaces de ofrecer una competencia real y efectiva al operador dominante Telefónica«.

El STC, que afirma observar con «evidente preocupación» las noticias publicadas sobre esta operación, rechaza en un comunicado «las actuaciones empresariales puramente especulativas de los actuales gestores y las maniobras que van a restar valor a la competencia real en las telecomunicaciones en el Estado español».

Según el sindicato, Auna y Ono han venido padeciendo destrucción de empleo casi desde su nacimiento, «fruto de esas mismas especulaciones de los accionistas, en especial, del Santander Central Hispano, accionista en común de las dos compañías, presencia que ya ha sido advertida por Bruselas como al menos alegal por tratarse de dos compañías competidoras».

El STC apunta que la destrucción de empleo ha afectado a la calidad del servicio de Auna, lo que ha motivado la presentación de denuncias por parte de los usuarios, «denuncias producto de la cada vez más exigua plantilla y del modelo de relaciones laborales utilizado en la empresa (subcontrataciones, externalizaciones, despidos, perdidas de derechos)».

La sección sindical del STC en Auna hace un llamamiento al Gobierno para que impulse «de verdad» la competencia de las telecomunicaciones en España, «velando porque haya operadores capaces de ofrecer una competencia real y efectiva al operador dominante Telefónica».

«También requerimos que los accionistas de las empresas sean consecuentes con sus obligaciones cara a la sociedad española y no sean netamente especulativos», adivirtió.

En este sentido, advierte de que el STC será «especialmente sensible» con cualquier situación que cree incertidumbre sobre el empleo en Ono o en Auna, «ya que ninguna de las dos empresas ha cumplido con los compromisos adquiridos cuando optaron a las licencias otorgadas por el Gobierno español en materia de creación de empleo».

NO DESCARTA CONVOCAR MOVILIZACIONES.

El sindicato STC, que tiene presencia en Ono y Auna, cuenta con más de 600 afiliados en el cómputo global de las dos empresas y representación mayoritaria de los trabajadores.

STC no descarta convocar movilizaciones reivindicando una garantía del empleo real y efectiva y un proyecto global de telecomunicaciones alternativo a Telefónica en España «que pueda dar calidad a los servicios prestados a los ciudadanos».