Las operadoras piden a la CMT que separe la red de fibra de Telefónica

Las operadoras piden a la CMT que separe la red de fibra de Telefónica

Javier Sanz

Más de 30 compañías o instituciones relacionadas con las telecomunicaciones han dado su opinión a la Comisión de Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) sobre la regulación de las nuevas redes de fibra óptica que está desplegando Telefónica. Doce operadoras creen que se debería segregar la red.

Por otro lado, todas las operadoras han rechazado frontalmente la posible aplicación de «vacaciones regulatorias» a Telefónica para utilizar su red de fibra óptica. En Alemania sin embargo, el regulador sí autorizó vacaciones regulatorias a Deutsche telekom para que la operadora rentabilizara la nueva infraestructura basada en VDSL2.

Según publica el diario económico Cinco Días, fue en mayo cuando la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) lanzó 51 preguntas al sector sobre la implantación de las redes de acceso de nueva generación (NGN), que sustituirán las actuales redes de cobre por otras basadas en fibra óptica o VDSL y que permitirán ofrecer conexiones de 50 y 100 megas

El viernes concluyó el plazo para contestar y ayer el regulador hizo públicas las respuestas. Nadie ha querido quedarse al margen. Han sido 31 operadoras, fabricantes de equipos, instituciones y un partido, el Pirata, los que han contestado, y muchos de ellos en un mismo sentido.

De las 51 preguntas, realmente había dos en las que se definía la posición del consultado. La primera versaba sobre la conveniencia de aplicar las llamadas vacaciones regulatorias a la nueva red de Telefónica. El rechazo es casi unánime, hasta el punto de que ni la propia interesada da un sí abierto y sin paliativos.

La pregunta más polémica, sin embargo, sobre todo por la posición que la Comisión Europea tiene sobre el tema, es sobre la separación funcional de la red de Telefónica. La CMT pregunta la opinión sobre la conveniencia de aplicar el modelo británico y forzar al ex monopolio a segregar su infraestructura en una filial independiente y separada de la actividad comercial que la ponga a disposición de todos en las mismas condiciones.

Telefónica se ha mostrado radicalmente en contra de esta posibilidad, pero doce operadoras, incluso más si se toman en cuenta los matices, estarían de acuerdo. Las británicas BT y Colt son las más abiertas defensoras de ello, quizá porque lo viven en su mercado de origen y saben cómo funciona. Orange, en cambio, considera que la separación debe ser una decisión de última instancia, igual que Jazztel. Yacom, a pesar de que ya forma parte del grupo de Orange, cree que se dan las circunstancias para exigir la segregación.

La operadora de cable Ono es partidaria de la separación, pero sólo para la red de cobre, no para la de fibra, mientras que Tele2, Telecable y Vodafone no lo descartan, pero con un análisis previo muy profundo.

Habrá que esperar a la decisión de la CMT, pero las pruebas piloto de Telefónica acaban de empezar y pronto ofrecerán comercialmente su nueva modalidad «Máxima Plus» 30 Mbps / 1 Mbps