El BOE confirma oficialmente que en España ya no hay que apagar el móvil en el avión

El Boletín Oficial del Estado ha confirmado oficialmente lo que ya sabíamos desde hace algunas semanas. Podremos utilizar dispositivos electrónicos, como el móvil o la tableta, durante las fases de despegue y aterrizaje de los aviones. De esta forma, el Ministerio de Fomento aplica la directiva europea al territorio español.

Desde MovilZona nos confirman que en España ya no hay que apagar el móvil o el tablet en los aviones. Lo publicado hoy mismo en el Boletín Oficial del Estado entrará mañana día 10 de enero en vigor. Todos los pasajeros que viajen en un avión de una aerolínea española ya no tendrán que dejar de usar sus aparatos electrónicos durante las fases consideradas como críticas (despegue y aterrizaje).

Recordemos que el pasado mes de noviembre, las autoridades europeas iban a permitir el uso de tecnologías inalámbricas durante los vuelos, siguiendo lo marcado en un primer momento por sus homólogas norteamericanas. Todo esto se reflejó en la Decisión número 2013/028/R de 26 de noviembre de 2013 del Director de EASA, Patrick Ky, modificando lo establecido hasta el momento y que limitaba el uso de estos dispositivos.

A partir de ese momento, cada país debía adaptar su propia legislación a lo dictado por la Comisión Europea y España se ha convertido en uno de los primeros países de la Unión en hacerlo. Lo publicado en el BOE no es más que la aplicación de lo dictado en Europa y su adaptación a nuestras leyes.

Tal y como nos aclaran los compañeros de MovilZona, los móviles se podrán usar pero en “modo avión”. Este modo que tenemos en todos los smartphones actuales por fin cobra sentido, por lo menos su nombre. No están permitidas las conexiones a Internet ni las llamadas, aunque esto es algo que se está estudiando para cambiar en un futuro no muy lejano.

Los aparatos de mayor tamaño, como los portátiles, seguirán sin permitirse durante las fases críticas del vuelo debido a que podrían causar problemas dentro de la cabina del avión. Sin embargo, se deja a elección de las aerolíneas (bajo su responsabilidad) el permitir el uso de estos dispositivos.

No hay duda de que se trata de una gran noticia y algo que llevamos esperando mucho tiempo, ya no tendremos que dejar de escuchar una canción, apagar la consola portátil o el libro electrónico cuando el avión despega o toma tierra.