Plan Titanium: ONO apostará por el móvil como motor de crecimiento de la banda ancha

ONO impulsará su nuevo Plan Titanium durante los próximos 3 años para crecer en un mercado donde la guerra de tarifas está a la orden del día. La cablera se apoyará en el teléfono móvil como motor de crecimiento de la banda ancha e intentará fortalecer su posición frente a los despliegues de fibra óptica iniciados por la competencia.

El plan estratégico de la operadora se desarrollará entre los años 2014 y 2016 y ha sido bautizado como Plan Titanium, intentando hacer un símil con las propiedades de este material (flexibilidad, ligereza y resistencia). ONO lleva algunos meses trabajando en este plan con el asesoramiento de McKinsey y con el objetivo de impulsar el crecimiento en un entorno complicado como es el mercado de las telecomunicaciones actual.

ONO quiere blindarse y fortalecerse ante los despliegues de fibra óptica que están llevando a cabo muchos de sus rivales. La operadora se plantea como objetivo el crecimiento rentable, además de la mejora en el control del gasto. ONO buscará reducir la rotación de clientes que actualmente se sitúa en el 22,2% para el mercado doméstico con la apuesta por mejoras en la velocidad de las conexiones a Internet sin coste adicional. Recordemos que ONO ofrecerá 200 megas a nivel nacional al precio de 100 megas para los usuarios de PlayStation 4.

La operadora se centrará en la calidad para impulsar la venta de productos complementarios como WiFi, la televisión interactiva TiVo y el resto de productos que complementan las ofertas convergentes. El triple play con banda ancha, fijo y móvil es el caballo de batalla principal de ONO y todavía existen muchos clientes que no se han acogido a estas modalidades, por lo que el margen de crecimiento es alto.

Uno de los puntos clave del Plan Titanium es el teléfono móvil. ONO quiere utilizarlo para mejorar el crecimiento de la banda ancha. Se mejorarán los precios para las primeras líneas contratadas en un paquete convergente para atraer nuevos clientes a los empaquetados. ONO y Jazztel son las compañías que más clientes ganan con estas fórmulas, por lo que es normal que apuesten por ellas en el futuro.

Para poder aplicar este plan, ONO ha realizado modificaciones en su organigrama interno. Se han creado tres oficinas que serán las responsables de impulsar y controlar el Plan Titanium. Además, la operadora ha aclarado que este plan no afectará lo más mínimo a la plantilla ni a la creación de empleo.

¿Qué debe cambiar ONO, según vosotros, para seguir creciendo como compañía?