Solo el 8,3% de los usuarios de Internet en España navegan por encima de los 10 megas

La adopción de conexiones de alta velocidad en nuestro país sigue siendo baja a pesar de las mejoras en las infraestructuras de los operadores. Según el último informe de Akamai apenas el 8,3% de los internautas españolas navegan por encima de los 10 Mbps.

Así lo confirman los datos referentes al segundo trimestre del año publicado por esta compañía experta en todo tipo de mediciones en la Red. Para ello se vale de los resultados que aportan 1.000 millones de conexiones en todo el mundo, lo que a priori sirve para hacernos una buena idea del panorama de las conexiones a nivel mundial. Por supuesto, España es uno de los países auditados pero sigue sin aparecer en los tops 10 de territorios con mejor conexión media o picos de velocidad.

En concreto, durante el periodo auditado España se sitúa en el puesto 35 a nivel mundial en lo que respecta a velocidad media de conexión a Internet (tanto desde servicios de banda ancha fija como móviles). Los 5,9 Mbps que logran como velocidad real de media los usuarios españoles superan notablemente la media mundial, fijada en 3,3 megas, pero están lejos de otras velocidades marcadas por países más desarrollados en acceso a la Red.

Tales son los casos de Corea del Sur, Japón y Suiza, que destacan en la clasificación con velocidades medias de 13,3, 12 y 11 megas respectivamente. Hong Kong, Letonia y Países Bajos también cuentan de forma mayoritaria con accesos de alta velocidad (contando como tales los que ofrecen al menos 10 megas reales).

Volviendo al caso de España, el informe refleja que solo el 8,3% de los internautas de nuestro país cuenta con una velocidad real igual o superior a los 10 megas. Si bien la mejora es notable en esta cifra ya que en el mismo periodo del año anterior se contabilizaban muchos menos accesos en estas condiciones, se confirma que en nuestro país estas conexiones son muy minoritarias.

Los datos no dejan de ser llamativos ya que la cobertura de banda ancha de alta velocidad se ha disparado en nuestro país en los últimos años. Al amplio despliegue de compañías como Ono y los operadores de cable regionales hay que unir la gran inversión de Movistar en su nueva red de fibra óptica que permite a los usuarios navegar a 100 megas reales. Si tenemos en cuenta que según los datos de Akamai y de la CMT apenas 1 millón de internautas de los más de 8 millones con cobertura de alta velocidad contratan estas conexiones, cabe deducir que su precio se perfila como gran obstáculo para que sean contratadas en lugar de las clásicas de ADSL.