Youzee, el ejemplo de lo difícil que supone consolidar el modelo Netflix en España

Ha transcurrido un año desde que Youzee anunciase el fin de su tarifa plana de películas y series. Este intento por convertirse en el Netflix español hizo aguas en muy poco tiempo. Un año después analizamos su actual situación y los motivos de su fracaso.

Nuestro portal especializado en televisión, ADSLzone.tv, recuerda un año después de la noticia de la quiebra del proyecto Youzee. A falta de Netflix en España, el servicio de streaming que triunfa en EEUU, Canadá y Reino Unido y ya disponible en otros países, esta compañía intentó llenar su hueco con su particular tarifa plana de películas y series por 7 euros al mes. La baja aceptación llevó a que la compañía se deshiciese del 80% de su plantilla y el servicio continuase en activo bajo mínimos.

A día de hoy sigue online sin esta tarifa y con un catálogo más reducido si cabe. Cuenta con aplicaciones para PC, smartphones, tabletas y Smart TV, pero está muy lejos de asemejarse al portal pretendió ser. Películas apenas conocidas por el gran público a un precio de alquiler de entre 3 y 4 euros rellenan una web sencilla que genera poco interés en los internautas.

No obstante, cabe ensalzar su propuesta inicial dado que este mercado aún está por explotar en España. La denominada oferta legal no ha conseguido hacerse un hueco en nuestro país a pesar de ser un servicio rentable en otros países donde también existe el peor enemigo de la industria: las descargas P2P, cyberlockers y otros sitios de streaming. Por este motivo hay que preguntarse por qué encuentran tantas dificultades en España para llegar al gran público.

La respuesta la encontramos más allá de la denominada «piratería«. Los obstáculos que existen en materia de derechos de autor y las trabas que ponen las distribuidoras para que su oferta llegue a la Red a un precio asequible complican la existencia de portales sostenibles y que a su vez ofrezcan catálogos que realmente interesen a los millones de internautas de nuestro país. La disposición a pagar existe, como han demostrado varios estudios, pero no a cualquier precio ni por cualquier cosa.

De este modo, es de entender el triste fallo en su intento que tuvo Youzee. Otro portal similar como Wuaki ya ha advertido en varias ocasiones de los obstáculos que pone la industria para que sus contenidos se muestren asequibles en la Red. Paradójicamente es el propio sector el que deja de generar ingresos por esta no disponibilidad. Hasta que las productoras, distribuidoras y titulares de derechos de autor no rompan este círculo vicioso no habrá una solución y mucho nos tememos que cualquier iniciativa como la que llevó en su día Youzee está condenada al fracaso en España.