La Justicia vuelve a ignorar a Promusicae en su intento de censurar la libertad de expresión

La Justicia española ha vuelto a dar la razón a Enrique Dans. En concreto ha sido la Audiencia Provincial de Madrid la que ha desestimado el recurso que presentó Promusicae contra la sentencia que absolvía al bloguero, al que acusaba de haber cometido una infracción contra su honor.

Nuevo revés de un tribunal a Promusicae, la asociación que agrupa a las principales compañías discográficas en nuestro país. La última sentencia confirma que Dans no infringió su honor al publicar un artículo en su blog en julio de 2011 en el que trataba el caso SGAE. En dicho post afirmaba que la asociación "vulnera abiertamente las leyes antimonopolio creando un sistema, RitmoNet, que da lugar a un entorno donde sólo las discográficas pertenecientes a la asociación pueden de hecho tener llegada a un canal de promoción tan importante como la radio… y no solo no pasa nada, sino que el Gobierno lo sabe, lo ampara y hasta lo financia parcialmente".

Esto provocó la indignación en Promusicae, que no dudó en acudir a los tribunales para denunciar al profesor del Instituto de Empresa y solicitar 20.000 euros de indemnización y una rectificación pública. Sin embargo, apenas tres meses después de que presentase su denuncia, el juzgado número dos de Madrid desestimó la demanda al considerar que "los comentarios publicados se proyectan en aspectos de interés público, con lo que la libertad de expresión e información frente al derecho del honor adquiere aún una importancia más elevada".

"El artículo obedece a la libertad de expresión"

Dicha absolución fue respondida por Promusicae de forma inmediata. La asociación presidida por Antonio Guisasola recurrió la sentencia en julio del pasado año, pero de nuevo se ha encontrado con el portazo de la Justicia. "El artículo obedece a la libertad de expresión, exposición de opinión pública, apreciaciones e impresiones personales sobre una actividad desplegada por la entidad demandante", ha contestado al respecto la Audiencia.

La noticia ha sido recibida con cautela por el bloguero. "Me mantengo en mis posiciones. Creo que esta demanda es una advertencia, una forma de presión para que no se comente lo que ellos no quieren oír", señaló a elmundo.es. Dans teme ahora que Promusicae recurra al Tribunal Supremo en lo que es visto como un intento por censurar la libertad de expresión en la Red. Solo así se entiende la insistencia de esta asociación en un caso en el que parece más que probado que no hubo la susodicha infracción al honor.