La CMT expedienta a Telefónica y modifica la OBA permitiendo ADSL sin línea

Telefónica móviles retuvo clientes de forma ilegal en fechas clave, que condicionaron las cifras de Amena y Vodafone en el cierre de ejercicio. Así lo denunciaron en su día las operadoras afectadas y así lo considera atestiguado la CMT, que ha abierto un expediente sancionador. Telefónica alegó en su defensa que pretendía proteger a los clientes de problemas.

Por otro lado, el regulador ha modificado la OBA y hay importantes novedades. Destacamos el llamado Naked ADSL o ADSL Desnudo que permitirá contratar ADSL sin línea de teléfono, lo cual descontará la cuota de línea.

Según publica cincodias.com, la CMT da la razón a las operadoras de móvil, ha unido los dos casos en uno solo y ha abierto un expediente sancionador a Telefónica por negarse a traspasar a sus rivales unos 25.000 clientes que habían decidido abandonar sus filas. Este movimiento no implica necesariamente que vaya a haber multa, pero sí que la CMT ha visto indicios de conducta sancionable.

Los hechos se remontan a los últimos días de diciembre del año pasado y las denuncias, a los primeros de este ejercicio. Según las acusadoras, Telefónica Móviles impidió que los usuarios captados por sus rivales pudieran ser traspasados sin motivo alguno, en fechas clave para que sus cifras de final del ejercicio fueran más positivas y con claros perjuicios a los clientes.

Vodafone añade, además, que el retraso permitió al ex monopolio ejercer acciones de recuperación sobre los usuarios infieles y beneficiarse del gasto de unos abonados que ya no eran suyos en unos días -las Navidades y el Fin de Año- en los que el consumo se dispara.

Telefónica alegó en su defensa que pretendía proteger a los clientes de problemas y que habilitó «medidas preventivas» ante posibles contingencias. La CMT da poco crédito a esta explicación y considera que hay, al menos, seis indicios de hechos sancionables en su comportamiento. Sobre todo porque le llama la atención que los problemas técnicos alegados en el proceso afectaran sólo a los usuarios que ella perdía, pero no a los que ganaba, que sí llegaron sin problemas a sus filas.

Telefónica dijo ayer que va a presentar alegaciones y que actuó sin intención de perjudicar a sus rivales.

El fin de la cuota de teléfono para el cliente de ADSL

Hasta ahora, el cliente podía contratar con un operador alternativo el ADSL, pero estaba forzado a permanecer con Telefónica como proveedor de su línea de teléfono, indispensable para recibir la banda ancha. Con las nuevas reglas esta situación varía, en lo que supone una de las modificaciones de más calado de los últimos tiempos. Siempre que el operador alternativo dé el ADSL con algo más que con el mero alquiler de la oferta a Telefónica, podrá ofrecer al cliente la desvinculación total.

Eso significa que ya no será necesario tener una línea de teléfono para disfrutar del ADSL. Si un cliente quiere limitarse a utilizar el móvil podrá darse de baja de la línea y ahorrarse los 13,4 euros de cuota mensual a Telefónica sin perder la banda ancha.

Pero este cambio sobre todo abre un campo enorme a la telefonía IP, que no requiere de una línea convencional y se puede dar con la misma infraestructura que el ADSL. Un cliente de Skype, por ejemplo, es un claro candidato a darse de baja inmediatamente. Y en poco tiempo la consecuencia de la nueva norma es que todos los operadores alternativos se apresurarán a dar telefonía IP, con el objetivo de robarle el cliente completo a Telefónica.