Telefónica ya gana más en Latinoamérica que en Europa

Telefónica ya gana más en Latinoamérica que en Europa

Claudio Valero

Telefónica ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, CNMV, del beneficio neto obtenido en el ejercicio 2012. Con respecto al año anterior, supone un 27,3% menos y se sitúa en 3.928 millones de euros. Las saneamientos realizados en Italia, Irlanda y Venezuela han sido fatales para los resultados de la compañía. Por primera vez, Latinoamérica superó a Europa en aportación al volumen de negocio.

El diario Cinco Días se hace eco de la reducción del beneficio neto de Telefónica en un 27% debido a los ajustes de valor en Venezuela, Irlanda e Italia. La compañía presidida por Cesar Alierta obtuvo 3.928 millones de euros en el ejercicio 2012, lo que supuso un 27,3% menos que en el año 2011. Las principales causas de este descenso están relacionadas con las dotaciones extraordinarias. En Italia la compañía realizó un ajuste de 949 millones de euros, en Irlanda de 513 millones de euros y en Venezuela de 417 millones de euros. El conjunto de los saneamientos se sitúa cerca de los 2.500 millones de euros. El resultado neto, excluyendo estas situaciones extraordinarias, asciende a 6.465 millones de euros, lo que supone un 19,6% más que en el año 2011.

Situación en España

Las ventas de la compañía en nuestro país cayeron un 13,2%, quedándose en 14.985 millones de euros. La compañía ha recalcado que en 2011 se incluyó una provisión por el ERE realizado, por valor de 2.591 millones de euros. Durante el primer trimestre de 2012 se produjo la desconexión de dos millones de líneas inactivas, lo que sitúo el número de acceso en poder de Telefónica en 43,1 millones. La compañía cree que el negocio en España está girando hacia un modelo sostenible de crecimiento y rentabilidad. Han puesto como ejemplo el producto Movistar Fusión.

Latinoamérica supera a Europa

Por primera vez en la historia de la compañía, Latinoamérica superó a Europa en aportación al volumen de negocio. Los ingresos en Latinoamérica fueron de 30.520 millones de euros, lo que supuso un 6,7% más que en 2011. En Europa, los ingresos cayeron un 7,8% hasta situarse en 29.995 millones de euros. Los principales lastres de la compañía en el Viejo Continente fueron España y Reino Unido.

Objetivos 2013

Los objetivos para 2013 pasan por retribuir al accionista con la distribución de un dividendo en efectivo de 0,75 euros por acción y lograr un crecimiento de los ingresos. En relación a la deuda financiera, la compañía planea situarla por debajo de los 47.000 millones de euros.