Steam Box : La consola de Valve integrará Linux y se presentará este año

El mundo de los videojuegos se prepara para recibir novedades este año en forma de nuevos dispositivos. Uno de ellos será la primera consola de Valve, que se presentará a lo largo de 2013 e incluirá Linux entre las características con las que está dispuesta a hacerse un hueco en el sector.

La compañía liderada por Gabe Newell se prepara para dar un poderoso salto dentro de este competido mercado. Así lo demuestran los últimos rumores recogidos por Gamerzona.com, que vienen a confirmar el lanzamiento de Steam Box del que ya os hablamos en un par de ocasiones durante el pasado año. El reto de Valve será nada menos que hacerse un hueco entre la recién llegada Wii U y las posibles PlayStation 4 y Xbox 720 cuyos primeros detalles también conoceremos este año.

Los desarrolladores de Steam, el servicio de distribución de juegos online de referencia en el sector, contarían con Linux como sistema operativo de la consola. Este dato no resulta sorprendente después de los últimos guiños de la compañía a la plataforma de código abierto en los últimos meses. El resto de características se desvelarán «muy pronto» según reconoció Ben Krasnow, una de las figuras con más peso dentro de Valve.

Con sus declaraciones sobre la mesa, cabe pensar que durante el Game Developers Conference 2013 que se celebra a finales de marzo en San Francisco se presentaría la Steam Box. Así, la compañía se adelantaría a dos gigantes como Sony y Microsoft, cuyas nuevas creaciones se esperan para junio, durante el E3 2013 que se celebrará en Los Angeles.

La consola de Valve supondrá todo un desafío en la carrera de la compañía, que hace poco lanzó Big Picture, una aplicación que permite llevar los juegos de PC al televisor con facilidad y que permite controlarlos con los mandos tradicionales. Veremos con qué nos sorprende esta apuesta, que cuenta con un complicado reto como es competir con la Next Gen que en principio lidererán Sony y Microsoft. Por ahora, en lo que se refiere a hardware, se ha especulado con la posibilidad de la integración de un procesador i7 con gráfica Nvidia y 8 GB de memoria RAM, por lo que todo apunta a que Valve será de lo más ambiciosa en su nuevo proyecto.