Movistar cerró el año en España creciendo en ingresos, fibra y móviles de contrato

Momento de pasar revista a las cuentas de Telefónica. Como siempre, nos vamos a centrar en el desempeño de la filial española, aunque repasaremos brevemente las cifras globales de la compañía. Sin ir más lejos, Telefónica crece en ingresos por sexto año consecutivo en términos orgánicos y reduce su deuda por 11º trimestre consecutivo, sin embargo, reduce su beneficio anual el 65,7% por el plan de bajas incentivadas. En España, alcanza en 2019 un crecimiento interanual del 0,6% en ingresos de servicio, además de crecer en fibra minorista o móviles de contrato.

Las tarifas de Movistar en España parecen estar funcionando. La filial española ha crecido en ingresos de servicio los cuatro trimestre del año. El OIBDA se ha situado en el 3,1% en el último trimestre, 2,9 puntos por encima del tercer trimestre del año. El ARPU se ha situado en 88,4 euros para los productos convergentes, creciendo un 0,2%, aunque más bajo que en otras ocasiones por los efectos estacionales, las promociones o el efecto O2.

Los ingresos del trimestre (3.266M€) crecen un 0,4% interanual, al igual que los ingresos de servicio (los ingresos de terminales +1,5%). La parte residencial cae al no poder compensar los ingresos no convergentes con los convergentes. Sin embargo, empresas acelera hasta crecer un 1,9% y mayoristas hasta el 2,4%. En 2019, los ingresos totales (12.767M€) y los ingresos de servicio (12.394M€) aumentan interanualmente un 0,5% y un 0,6% respectivamente.

Resultados Telefónica Movistar Q4 2019

Los clientes convergentes crecen un 1% hasta los 4,7 millones, pese a caer en el último trimestre en 15.000. La operadora destaca el crecimiento de los accesos convergentes de fibra a velocidad premium (+24% interanual), de contrato móvil (+5%) y de TV de pago (+2%). De nuevo, se vuelve a mencionar a O2 como palanca de crecimiento, poniendo de manifiesto que fue un acierto su lanzamiento en España. El papel de Emilio Gayo, que dirige la compañía en España, se ha antojado clave para cosechar estos resultados en un entorno en el que sus principales competidores están bajando sus ingresos.

En relación con los accesos totales, tenemos 41,8 millones, estables interanualmente, en línea con la base de accesos residencial. Los accesos de fibra minorista crecen un 10% y los de contrato móvil un 5% mientras que la banda ancha fija cae un 1,5% a nivel interanual. La televisión de pago se mantiene estable.

El prepago se desploma un 21% mientras que la telefonía fija sigue su agonía cayendo un 3,6% con respecto al mismo periodo del año anterior. Las líneas M2M siguen demostrando que son el futuro y crecen un 12,3%. En el recuadro inferior tenéis un resumen de todas estas magnitudes.

La operadora confirma que tiene 23,1 millones de unidades inmobiliarias pasadas por su red de fibra óptica, con 449.000 hogares cubiertos durante el trimestre. Esto le permite seguir siendo la líder en España y Europa a nivel de despliegue de esta tecnología. Con respecto a los accesos conectados, ya sea minoristas o mayoristas, tenemos 6,5 millones. El 72% de los clientes de banda ancha de Movistar ya están conectados por fibra óptica.

Sin embargo, los mercados no han podido dejar de fijarse en el dato de las bajas incentivadas. Como ya hemos mencionado, la compañía reduce su beneficio anual el 65,7% por el plan de bajas incentivadas. Esta reducción sitúa hace caer el beneficio hasta los 1.142 millones de euros, con unos ingresos de 48.422 millones de euros en 2019, el 0,6% menos que el año anterior. Las acciones caen más de un 5% en estos momentos.