5 consolas retro falsas que puedes comprar en China

5 consolas retro falsas que puedes comprar en China

Alberto García

La moda de consolas retro la inició Nintendo hace unos pocos año lanzando versiones mini de la NES y la SNES. Sin embargo, antes de eso ya había copias con emuladores de esas consolas en China. Por ello, vamos a ver cuáles son algunas de las más curiosas y completas que podemos comprar en la actualidad, las cuales pueden ser regalos ideales para niños o para amantes de lo retro.

Antes de enumerar algunos de los diseños, es importante destacar que la limitada potencia de estas consolas retro chinas hace que los juegos que puedan ejecutar sean de consolas que lleguen como mucho a los años 90 en las baratas y en los 2000 en las que suben de 40 euros, y en algunas incluso ni eso. Por ello, es importante revisar el listado de juegos incluidos, aunque por apenas 10 o 15 euros no está mal poder jugar a juegos como Tetris, Super Mario, Pacman, Arkanoid, Bubble Bobble, Snow Bros, Galaga, o Donkey Kong.

consola retro x12 portatil

Copia de la NES Mini

La NES Mini es una de las consolas más copiadas en China, ya que la idea de Nintendo parece que está hecha a medida para copiarse en el país asiático. Las podemos encontrar por precios que parten desde los 15 o 20 euros, y están algo limitadas en calidad y funcionalidad. Por ejemplo, muchas de ellas no tienen puerto HDMI, e incluso ni permiten guardar la partida tal y como ocurría al principio con la consola original. Esta consola en concreto sólo ejecuta títulos de NES.

nes mini

Copia de la PSP

Si queremos jugar a estos juegos en una consola portátil, tenemos varias opciones. Una de las mejores la encontramos en esta consola QUMOX, que tiene la misma estética de PSP, pero que en su interior alberga juegos de recreativas, así como también de Game Boy y Game Boy Advance, SNES y otras tantas.

En Amazon tenemos una por 49 euros con títulos de las consolas mencionadas y que parece una PSP. También hay otras con pantalla algo más grande con un diseño más “neutral” pero inspirado también en algo que recuerda a la PSP y al mando con pantalla de la Wii U, por un precio de 51,99 euros y que incluyen 3.000 juegos.

Copia de la Game Boy

Otra portátil que se copia mucho en China es la Game Boy. Estas copias son de las consolas retro más baratas que podemos comprar, ya que en tiendas chinas se puede encontrar por apenas 10 euros. En Amazon tenemos varias que arrancan desde los 15 euros, siendo un regalo ideal para un niño pequeño si queremos que se inicie en los videojuegos. Además, hay algunas que cuestan apenas 20 euros que incluyen cable con salida de vídeo para una pantalla, así como un mando adicional para juegos que permitan jugar a dos jugadores.

Híbrido de Switch y PSP: X12, X16 y X19

En consolas portátiles también tenemos otros híbridos que buscan parecerse algo más a la Nintendo Switch, como es el caso de la X12. En tiendas chinas la podemos encontrar poniendo X12, pero en Amazon por ejemplo la encontramos bajo uno de esos nombres cambiantes chinos que es “HUVE”, y por un precio bastante asequible similar al de China de sólo 33 euros.  Tiene 3.000 juegos y una pantalla de 5,1 pulgadas.

En tiendas chinas podéis encontrar modelos de consolas similares siguiendo el nombre de “X9”, “X12” o “X16” y “X19”, siendo la X9 similar a la PSP en aspecto, la X12 y X12 Plus a medio camino entre Switch y PSP, y las X16 y X19 teniendo pantallas de 7 pulgadas como las de Switch, donde la X19 es la misma que la X16 pero cambiando el diseño para parecerse más a la Switch.

En la X19 podemos cargar juegos de Game Boy, Game Boy Advance, NES, SNES, recreativas, Megadrive, e incluso de PSX. Eso sí, el rendimiento con SNES y Megadrive difiere mucho, y la X19 apenas lleva dos meses vendiéndose. Por ello, conociendo a los chinos, será mejor esperarse a nuevas versiones que tengan hardware más potente y mejoren el rendimiento.

Personalmente, cuanto más grande sea la pantalla mejor, aunque a cambio se esté sacrificando portabilidad. Tendremos también una batería más grande y una mejor calidad de imagen, por lo que optar por una X16 o una X19 puede ser un buen equilibrio.

¿Merece la pena comprar estas consolas retro chinas?

La mayoría de estas consolas ofrecen horas y horas de entretenimiento, convirtiéndose en un regalo ideal o en compañeras de viaje si queremos llevárnoslas con nosotros. El problema es que algunas intentan emular juegos para los que no tienen suficiente potencia, como es el caso de algunos títulos de SNES o PSX.

Por ello, si quieres jugar a juegos potentes tienes varias opciones. La más cómoda es usar tu propio móvil como emulador. Si tienes un móvil de gama media o alta, éste tendrá potencia más que suficiente para hacer frente a los emuladores que hay para Android. Para jugar a los juegos puedes buscarte mandos que tengan un clip adaptador para colocar el móvil, de manera que tengas tu propia portátil allá donde vayas.

Para ello, puedes usar el DualShock 4 de tu PS4 con este clip de 12 euros, u optar por soluciones más completas como el GameSir T2a que lleva un clip como accesorio por 29,99 euros. Si quieres ir un paso más allá, el GameSir G4s tiene el clip incluido en el propio mando para facilitar aún más la portabilidad.

gamesir g4s

También puedes montarte tu propio emulador con una Raspberry Pi, donde el modelo de 1 GB de RAM sigue costando barato. La ventaja de la mayoría de las nuevas consolas chinas con emuladores es que incluyen una pantalla, donde hasta hace unos años la mayoría eran para conectar a monitores o televisores. Gracias a ello, tenemos regalos que pueden usarse en cualquier parte y no requieren de más dispositivos externos. Sin embargo, la mejor alternativa a nivel de coste y rendimiento será usar nuestro propio móvil como consola y buscar un mando.