Intel «tiene miedo» y se plantea la compra de Broadcom, lo que también le daría acceso a Qualcomm

Actualidad

La «guerra» entre los principales fabricantes de chips y procesadores, tanto para equipos de sobremesa, como para dispositivos móviles, es un hecho desde hace ya varios años, donde son varias empresas las involucradas en todo ello.

Uno de los principales actores en este sentido es el gigante Intel, que a pesar de ser el líder indiscutible de los procesadores, tanto para ordenadores de sobremesa, como para equipos portátiles, esta es una firma que por el momento nunca ha tenido un gran impacto en el sector SoC de los teléfonos inteligentes.

Es por todo ello que la propia empresa en el pasado gastó algo más de 10.000 millones de dólares intentando competir con uno de los protagonistas más trascendentes de este nicho de mercado como es Qualcomm, además de con otras empresas, pero finalmente se rindió en el año 2016 sin demasiados éxitos. Sin embargo, tal y como se ha podido saber en las últimas horas, Wall Street Journal ha filtrado que el gigante Intel está estudiando la posibilidad de comprar Broadcom, todo ello suponiendo que la adquisición de Qualcomm por parte de esta firma, finalmente llegue a buen puerto.

Como ya os hicimos saber en su momento, más concretamente en el pasado mes de noviembre, Broadcom intentó comprar Qualcomm en lo que sería la adquisición más grande entre fabricantes de chips de toda la historia.

Intel Broadcom Qualcomm

Sin embargo la oferta inicial fue rechazada por la junta directiva de Qualcomm, así como toda oferta posterior. Pero Broadcom no se ha dado por vencida, por lo que continúa con su objetivo de adquirir esta compañía para así anexionarse a la misma.

Intel teme que la unión de Broadcom y Qualcomm le afecte

A su vez cabe mencionar que Qualcomm también ha estado tratando de comprar NXP Semiconductors, así que las cosas cada vez se vuelven más complicadas. Pero en lo que se refiere a Intel, se cree que la combinación de Qualcomm y Broadcom supondría una grave amenaza para la misma empresa, ya que aunque ya no desarrolla SoCs para smartphones, sigue fabricando otros componentes sumamente importantes y beneficiosos.

Por lo tanto en un principio el fabricante de procesadores para PC está ansioso porque la adquisición de Broadcom finalmente fracase, pero en el caso de que tenga éxito, puede intentar comprar las dos empresas combinadas. Del mismo modo la compañía también está considerando otras opciones, incluyendo la posibilidad de realizar otras adquisiciones más pequeñas para seguir siendo competitivo en este sector.

Sea como sea al final, la unión de Qualcomm y Broadcom haría a la industria de semiconductores fuese mucho menos competitiva que hasta la fecha, por lo que una posible compra de Intel tan solo serviría para empeorar aún más la situación.

Escrito por David Onieva

Fuente > WSJ