1 Gbps de bajada y 600 Mbps de subida desde un coche en movimiento, así nos hace soñar el 5G

LTE

Las pruebas para lanzar a tiempo el 5G siguen adelante y los coches conectados se están convirtiendo en los principales beneficiados de las mismas. En la última prueba conocida, realizada por Intel, Ericsson, Toyota, Denso y NTT DoCoMo, se ha logrado transmitir vídeo 4K desde un coche en movimiento con velocidades de bajada de 1 Gbps y velocidades de subida de 600 Mbps, una conexión con una velocidad digna de la fibra óptica más potente del momento.

Aún queda bastante para que podamos abrazar el 5G de forma mayoritaria. Es cierto que su lanzamiento está previsto para 2020 y que en 2018 ya lo podrán probar los afortunados que acudan a grandes acontecimientos deportivos. Y es que, en Juegos Olímpicos de Invierno de 2018 de Pyeongchan se podrá probar el 5G según han confirmado Intel y Korea Telecom (KT).

1 Gbps de bajada y 600 Mbps de subida desde un coche en movimiento con 5G

La última prueba realizada nos permite seguir soñando con la tecnología que lo cambiará todo en los próximos años. De hecho, en una prueba conjunta entre Intel, Ericsson, Toyota, Denso y NTT DoCoMo, se ha logrado conseguir una velocidad de 1 Gbps de bajada y 600 Mbps de subida desde un coche en movimiento con 5G.

5g

Es cierto que estamos ante lo que se conoce como Pre-5G, ya que no existe un estándar definido de la tecnología, pero todo lo que vemos es muy prometedor. En este caso, esa velocidad (más digna de la fibra óptica), se ha utilizado para transmitir vídeo 4K en streaming desde un coche en movimiento que estaba circulando a una velocidad de 30 Km/h.

Las pruebas se realizaron en la ciudad de Tokio la pasada semana utilizando la plataforma Intel Go 5G Automotive, una antena en el coche para conectarlo a la red, estaciones bases de Ericsson, entorno de pruebas de la operadora NTT DoCoMo y coches de Toyota Alphard. Las compañías involucradas señalan que se trata de la primera prueba entre varios fabricantes con una estación base y un coche conectado.

Además, estas cinco compañías formaron en agosto un consorcio para impulsar el uso del coche conectado con servicios como el cloud computing, los mapas en tiempo real, la asistencia en carretera y otros. Esperan poder dar respuesta al tráfico que generará los coches conectados y que se estima en 10 exabytes al mes.

Escrito por Claudio Valero

Fuente > zdnet