Apple reduce la calidad de Face ID en el iPhone X… para llegar a tiempo

Apple reduce la calidad de Face ID en el iPhone X… para llegar a tiempo

Carlos González

Bloomberg asegura que la compañía de Cupertino se puso en contacto con sus proveedores para permitir que se reduzca la calidad de su sistema de reconocimiento facial en tres dimensiones. Una medida llamativa por parte de Apple, con respecto a su nuevo teléfono inteligente iPhone X, que al parecer viene motivada por la intención de Apple de acelerar la producción. Es decir, que a grandes rasgos, la calidad de Face ID será más baja de lo que esperábamos porque Apple quería llegar a tiempo con su nuevo iPhone X.

En la presentación oficial del iPhone X, en el mismo evento de los iPhone 8 Plus y iPhone 8, así como del Apple Watch Series 3 entre otras novedades, Apple mostró la tecnología Face ID. Se trata de un sistema de reconocimiento facial en tres dimensiones que sustituirá a Touch ID, y que promete ser tan seguro como esta tecnología, pero además más preciso. Ahora bien, los valores de precisión comentados por la compañía de Cupertino quedan ahora en el aire, porque según Bloomberg su calidad se ha reducido con la única intención de acelerar la producción. De tal modo que Apple pueda ‘llegar a tiempo’ para la fecha de lanzamiento con unidades suficientes para cumplir con su demanda.

iphone x face idç

La disponibilidad del iPhone X, un compromiso para la calidad del sistema Face ID

El 27 de octubre será cuando el iPhone X esté ya disponible en la Apple Store a través de Internet, para reservar o comprar. En el caso de reserva, el 3 de noviembre se podrá ir a recoger a las tiendas físicas de la compañía de Cupertino; y en caso de compra, ese mismo día empezará a llegar a la casa de sus primeros poseedores. En las últimas semanas hemos visto que diferentes fuentes –fiables- han apuntado a una baja producción en los primeros meses de lanzamiento. Y estas dos informaciones están estrechamente relacionadas, porque Bloomberg apunta a una reducción de la calidad del Face ID como forma de acelerar la producción.

Pero el sistema de reconocimiento facial no es el único componente del nuevo iPhone X que, según estas informaciones, ha dificultado a Apple conseguir el ritmo de producción que habrían querido. También la nueva pantalla OLED ha podido comprometer la disponibilidad del dispositivo en las primeras fechas de lanzamiento. Sin embargo, este componente parece que no ha sufrido alteración alguna en términos de calidad.