Proponen descontar 16,53 euros de la factura telefónica también a los parados de larga duración

Los precios de las telecomunicaciones no paran de subir y son muchos los colectivos que tienen problemas para acceder a los mismos. Por ello, la CNMC ha publicado un informe con recomendaciones para aumentar la efectividad del abono social de Telefónica que actualmente pueden solicitar en forma de rebaja en la factura del fijo pensionistas o jubilados con bajos niveles de renta. Ahora, quieren extender su alcance a más colectivos y más tipos de paquetes.

La CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) ha publicado un Informe en el que propone al Ministerio de Turismo, Energía y Agenda Digital (MINETAD) la introducción de diferentes mejoras sobre el llamado abono social. Creen que se debería aumentar la efectividad de este concepto, ya que es clave en el servicio universal de telecomunicaciones. Hasta ahora, Telefónica ha sido la encargada de prestarlo.

Abono social: 16,53 euros de descuento en factura

El abono social es una bonificación en la factura del teléfono fijo (RTPF) recogida en el Reglamento del Servicio Universal. Su objetivo es beneficiar a un colectivo especialmente sensible como son los jubilados y pensionistas con rentas anuales inferiores a 8.946,14 euros. Este se aplica de dos formas diferentes:

  • Si damos de alta una línea de teléfono, supone un descuento del 70% sobre la cuota de alta.
  • Si pagamos una cuota de abono mensual, fijada en 17,40 euros al mes con IVA incluido, supone un descuento de 16,53 euros (un 95% del importe de este concepto).

Hasta ahora, el abono social sólo se puede aplicar si el cliente tiene contratado el servicio telefónico fijo con Telefónica (RTPF) de manera individual. Esto quiere decir que no aplica a servicios empaquetados o convergentes (banda ancha, móvil y televisión) ni tampoco a tarifas planas de voz.

facturas

Como sabemos, la mayor parte de los usuarios recurren a estas tarifas, ya que las operadoras también presionan para que estén presentes en la mayor parte de sus clientes. Esa razón ha llevado a la CNMC a pedir que se elimine el requisito, ya que como está ahora, pocos pueden optar al abono social.

Además de considerar que pueda solicitarse para cualquier producto de Telefónica que incluya la cuota de abono, empaquetada o no, la CNMC quiere aplicar, más allá de jubilados y pensionistas, a otros colectivos con dificultades económicas (por ejemplo, parados de larga duración). Finalmente, piden ampliar los canales para conseguir el abono social (ahora sólo se puede por correo electrónico, fax o carta.