Por qué deberías tener cuidado con tus micro SD o SSD en los aeropuertos

Escrito por Carlos González
Hardware

Las memorias flash no sólo han supuesto un importante salto a nivel de prestaciones, sino también de resistencia a posibles daños en contra de los datos almacenados en ellas. Los discos duros mecánicos pueden sufrir problemas físicos de forma más fácil que un SSD o una tarjeta de memoria como, por ejemplo, las micro SD. Pero hay algo que afecta a estas memorias flashno a todas- en mayor o menor medida, y es la radiación. Concretamente, los rayos X.

La radiación de los escáner de seguridad en aeropuertos es la que más debería preocupar a los usuarios de memorias flash, a priori, sencillamente por la intensidad de los mismos. Pero no en los sistemas que analizan el equipaje de mano que se lleva en el avión, sino los escáner que se emplean para las maletas y el equipaje facturado, que cuentan con una potencia mayor. Y los problemas que pueden causar son múltiples, pero entre otros está la eliminación de archivos o la corrupción de la tabla de particiones. Pero ¿ocurre siempre?

Sólo algunos fabricantes especifican la resistencia a los rayos X de sus unidades de almacenamiento flash. Y aún así, en los aeropuertos es recomendable llevar las memorias flash en el equipaje de mano.

micro sd

Rayos X y memorias flash ¿debemos temer en los aeropuertos?

Cada vez más, los fabricantes de memorias flash del tipo micro SD o discos SSD añaden sistemas de protección contra la radiación para evitar estos posibles problemas. Pero también –sin confirmación fiable-, se habla de que la intensidad de los escáner de rayos X de los aeropuertos no debería suponer un posible perjuicio actualmente. Sea como fuere, Kingston alerta, entre otros fabricantes de este tipo de equipos, de guardar los dispositivos de almacenamiento flash en el equipaje de mano, siempre que sea posible, sencillamente por precaución. Porque el riesgo existe.

SanDisk, por ejemplo, explica que sus tarjetas de memoria son inmunes a los rayos X de los aeropuertos. Sin embargo, hay fabricantes que no llevan a cabo controles de seguridad y resistencia de este tipo sobre sus dispositivos flash. Así que es recomendable no facturar memorias flash sino llevarlas en el equipaje de mano, por precaución, y siempre buscar que los fabricantes de estos equipos ofrezcan garantías en la resistencia al agua, a temperaturas extremas, a gopes y vibraciones, impactos, campos magnéticos y rayos X.

Fuente > ADSLZone