Cómo bloquear archivos para que nadie los pueda abrir en Windows 10

Escrito por Roberto Adeva
Software

Son muchos los archivos que guardamos hoy en día en el disco duro del ordenador y entre todos ellos, seguro que más de uno contienen información personal que no nos gustaría que cayese en manos de otra persona o que puedan ser vistos por cualquiera que tenga acceso a nuestro ordenador. Lo cierto es que siempre podemos ocultar estos archivos, guardarlos en alguna unidad de almacenamiento externo o en la nube e incluso cifrarlos para que nadie pueda tener acceso, pero vamos a mostrar a continuación cómo bloquear archivos en Windows 10 y que nadie los pueda abrir para así no tener que guardarlos en otros sitios.

Cuando queremos que algunos de nuestros archivos no puedan ser vistos por cualquiera que tenga acceso a nuestro PC, lo primero que se nos suele venir a la cabeza es ocultarlos, sin embargo, basta con que otro usuario marque la opción de ver archivos ocultos para que los encuentren. Otra de las opciones más utilizada es la de comprimir todos estos archivos que queremos proteger de miradas extrañas y proteger con contraseña el archivo comprimido. De esta forma, sólo podremos acceder a ellos si sabemos la contraseña.

bloquear archivos y carpetas

Sin embargo, esto implica que cada vez que queremos acceder a alguno de estos archivos o queramos proteger alguno nuevo, tengamos que andar descomprimiendo y comprimiendo todos ellos de nuevo. Incluso en un momento dado se nos puede olvidar comprimirlos y que queden a la vista de cualquiera.

Cómo bloquear archivos para que sólo tú puedas abrirlos y sin aplicaciones

Para evitar todo esto, vamos a mostrar a continuación como bloquear archivos sin tener que realizar procesos complejos ni lentos y que sólo nosotros podamos abrirlo fácilmente. Para ello, lo que vamos a hacer es quitar todos los permisos de otros usuarios sobre ese archivo o carpeta y dejarles únicamente para nuestro usuario.

Permisos archivos

Por lo tanto, nos situamos sobre el archivo o carpeta, hacemos clic sobre él con el botón derecho del ratón y accedemos a las Propiedades del mismo. Una vez se nos abra la ventana de Propiedades del archivo o carpeta, vamos a la pestaña Seguridad y ahí veremos un listado de todos los usuarios del sistema junto con los permisos sobre ese archivo o carpeta. Por lo tanto, debemos ir a cada uno de los usuarios que no sea el nuestro, pulsar sobre el botón Editar y quitar todo tipo de permisos que tengan, dejando únicamente el control total a nuestro usuario.

De esta manera, ese archivo o carpeta quedará ligado únicamente a nuestra cuenta de Windows 10 y seremos lo únicos que podremos abrirlo, modificarlo o eliminarlo sin ningún problema.

Fuente > ADSLZone