Firefox 52 ya disponible: adiós al soporte para Silverlight, Java y otros plugins

Fiel a su cita con el calendario, la última versión oficial de Mozilla Firefox ya está entre nosotros. Firefox 52 llega con bastantes novedades, centradas especialmente en la seguridad. Uno de los cambios más importantes lo encontramos en el adiós al soporte para plugins NPAPI que bloquea el uso de Silverlight o Java, aunque sigue permitiendo Adobe Flash. Os contamos todos los cambios, novedades y correcciones tras el salto.

Mozilla Firefox 52 ya está disponible para Windows, macOS y Linux, siendo su llegada inminente para iOS y Android. Los usuarios podrán actualizar a la última versión a lo largo del día de hoy, además de poder descargarla desde el FTP de la fundación. Como ya comentamos allá por el mes de octubre, esta versión iba a decir adiós de forma definitiva a los plugins NPAPI, sistema que data de 1995 con la llegada de Netscape Navigator 2.0. Otros navegadores como Google Chrome ya dieron este paso.

Firefox 52, novedades y cambios

La última versión del navegador llega con la posibilidad de sincronizar pestañas a determinados dispositivos. Los usuarios pueden enviar pestañas abiertas a otros dispositivos solo con pulsar el botón derecho sobre la misma y activar la función. Además, se trata de la última versión con soporte para Windows XP y Vista.

Firefox 52

El multiproceso de Firefox ha sido activado para los usuarios con dispositivos táctiles y Windows 8 y 10, con mejoras que deberían ser notables en el rendimiento del navegador. Firefox 52 mejora también en seguridad y ahora advierte cuando existen formularios de usuario y contraseña en páginas no seguras (no-HTTPS).

Firefox 52 cuenta con soporte experimental para el lenguaje de programación WebAssembly que se plantea como alternativa a JavaScript. Sin embargo, la gran novedad la encontramos en el fin del soporte de los plugins NPAPI salvo en el caso de Adobe Flash. Como hemos comentado al principio, se trata de una tecnología con más de 20 años que ya no es necesaria por muchas razones.

Plugins como Java no funcionarán en esta versión del navegador y los desarrolladores de páginas y portales web deberán adaptar sus productos con tecnologías como HTML5 y similares. Sin duda, estas son las decisiones que fuerzan a realizar cambios importantes en las páginas web, ya que, de lo contrario, seguirían apostando por los obsoletos plugins.

Finalmente, recalcar que contamos con diversos agujeros de seguridad cerrados, aunque como es habitual, no se han desvelado todavía. Esta es la forma de proceder correcta para evitar que se puedan aprovechar las vulnerabilidades en usuarios que todavía no han actualizado.