EEUU podrá pedir la contraseña de redes sociales a sus inmigrantes

Escrito por Carlos González
Actualidad

La política migratoria de los Estados Unidos es lo que más está dando que hablar con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca. Y aunque anteriormente las redes sociales de los inmigrantesaunque fuera por motivos vacacionales- ya eran analizadas, va a darse un paso hacia el frente. O más bien, hacia atrás. El muro que separará a México no es el único de los planes que Donald Trump ha puesto en marcha contra la inmigración, sino que además hay toda una batería de nuevas medidas como la que nos ocupa, según la cual se podrá requerir la contraseña de las redes sociales a los que soliciten visa.

El gobierno de Barack Obama ya aprobó la solicitud del perfil en Facebook como uno de los procedimientos para permitir, o no, el acceso al país. Pero la novedad, con la administración de Donald Trump, es que se requerirá directamente la contraseña. De esta forma no sólo se puede comprobar lo que se comparte de forma pública, o incluso llegando más allá lo que se comparte en un ámbito más limitado, con los amigos, sino que se puede revisar y analizar también todo lo que se comparte de forma privada, por ejemplo a través de los mensajes directos en la red social Facebook, o en otras como Twitter y similares.

donald trump

El ‘examen’ para acceder a Estados Unidos contará también con una ‘visita’ a las redes sociales de los inmigrantes, directamente con su contraseña

Es de sobra conocido el ‘examen’ al que se somete a los inmigrantes de los Estados Unidos. Pero Donald Trump, ya desde la campaña antes de ser escogido como Presidente de los Estados Unidos, ya dejó en evidencia que esta política se reforzaría con tantas medidas como sea ‘necesario’. El Secretario de Seguridad Nacional ha manifestado ante el Congreso que esta, la de solicitar las contraseñas de redes sociales, es una de las varias nuevas medidas que están bajo consideración de la administración para vetar a los refugiados y a los solicitantes de visa, aunque con el foco puesto especialmente sobre los países de mayoría musulmana. Todo ello con el discurso en los últimos meses de que se trata de políticas preventivas en contra del terrorismo religioso.

Desde la administración han asegurado que, actualmente, hay pocos datos con los que trabajar, en el estudio de la concesión de visados, y que únicamente pueden basarse en la solicitud de documentación del aplicante, así como una serie de preguntas. Y aunque no se han desvelado detalles precisos al respecto, sí se ha dado conocer que se pretende aprobar la solicitud de contraseñas de redes sociales de los aplicantes, y que además se está estudiando introducir nuevas formas de análisis financiero en torno a los mismos.

Fuente > NBC