La velocidad, el arma de Orange y Movistar contra Vodafone

La próxima gran batalla en la interminable guerra del mercado español de las telecomunicaciones se desarrollará en torno a la velocidad. Bueno, lo cierto es que siempre ha sido, pero se dan las condiciones tecnológicas para que dos operadores aprovechen las características de red del tercero. Básicamente, hablamos de la posibilidad de Orange y Movistar para presionar a Vodafone con aumentos de velocidad debido a que la red HFC de ONO tardará dos años en mudarse completamente a DOCSIS 3.1.

Vodafone ha anunciado esta mañana que ya se ha iniciado la migración a DOCSIS 3.1 de la red HFC de cable de ONO. Sin embargo, se trata de algo mucho más importante que la simple adopción de un nuevo estándar. Para ello, se han rodeado de Huawei para implementar una nueva arquitectura basada en el despliegue de puntos de extensión de la red de fibra y aumentar el ancho de banda disponible para cada cliente.

Este proceso les permitirá ofrecer más de 1 Gbps simétrico de velocidad. El punto negativo lo encontramos en la lentitud del despliegue si lo comparamos con lo rápido que avanzan las cosas. Aunque ya ha comenzado en grandes ciudades, no se completará hasta dentro de 24 meses en el resto del territorio nacional. Es decir, se trata de un proceso que finalizará en toda España en 2019, aunque irá llegando de forma progresiva a todos los lugares.

fibra optica cable hfc docsis 3.1

¿Aprovecharán Orange y Movistar para presionar con la velocidad?

Mientras Vodafone pone al día su red HFC, que representa la práctica totalidad de la de nueva generación, sus dos principales rivales podrían aprovechar para presionar con subidas de velocidad. Orange no ha querido esperar más y ya ha presentado Love Familia Total, una súper tarifa con 500 Mbps y 24GB para compartir entre tres líneas móviles. Por si fuera poco, también tiene su vista fijada en lanzar 1 Gbps simétrico para empresas en 2017 tal y como te contamos en el siguiente enlace.

Por su parte, Movistar aún se resiste a aumentar la velocidad y no espera la llegada de 1 Gbps a lo largo de 2017. Uno de los principales problemas es que un gran aumento de velocidad haría necesaria una migración masiva de todos los clientes a su nuevo router Home Base o HGU, algo que por ahora no parece contemplado. Lo que sí podría producirse es un aumento para igualar a Orange.

De esta forma, Orange y Movistar podrán distanciarse de Vodafone a nivel de velocidad y la operadora británica no podrá igualar sus condiciones hasta dentro de bastantes meses. Esa podría ser el arma utilizada por las dos operadoras de FTTH en toda su red para atacar a la operadora que combina esta tecnología con HFC.

¿Pensáis que la velocidad será la principal arma de Orange y Movistar contra Vodafone? Puedes dejarnos tu opinión en la zona de comentarios o bien en el foro dedicado a FTTH (Fibra óptica).