Las 4 primeras cosas que revisar y cambiar en un router nuevo

Las 4 primeras cosas que revisar y cambiar en un router nuevo

Claudio Valero

Cuando nos damos de alta o nos cambiamos de operadora, la nueva nos proporciona el equipamiento para conectarnos a Internet. En algunos casos tendremos al instalador en casa mientras que en otros nos enviarán un kit autoinstalable. Independientemente del caso, existen cuatro cosas que tenemos que revisar y cambiar cuando recibimos un nuevo router para mejorar y asegurar el rendimiento de la red inalámbrica.

Configurar correctamente el router puede resultar crucial para mejorar el rendimiento de la conexión y con ella la velocidad a la que navegamos. Además, existen factores externos, como su colocación, que pueden llegar a afectar al alcance de la red inalámbrica. Os recomendamos visitar evitar los 5 errores más comunes al colocar el router Wi-Fi en casa. Sin embargo, a nivel de configuración tenemos que fijarnos en cuatro puntos:

router

Cambiar nombre de la red WiFi y su contraseña

Puede parecer una cuestión sin importancia pero lo cierto es que dejar el nombre por defecto de la red WiFi que establece la operadora suele atraer más a los “curiosos”. Para ello, accederemos a la configuración del router y modificaremos este aspecto. Aquí podemos tirar de imaginación y poner cualquier cosa que queramos como nombre para la red inalámbrica. Aprovechando, cambiaremos la contraseña de la red inalámbrica siguiendo los 10 mandamientos de una contraseña segura.

Comprobar la seguridad

Aunque ha quedado en el pasado la utilización de estándares de seguridad diferentes a WPA2, es posible que en algún caso tengamos configurado WEP o WPA. Por ello, en la misma sección que hemos cambiado el nombre y la contraseña, revisaremos que activado WPA2. Os dejamos este tutorial que explica todos los protocolos de seguridad.

Comprobar las bandas, frecuencias y canales

Si tenemos un router de los más modernos, es muy posible que podamos disfrutar del estándar WiFi AC que opera en la banda 5 GHz y mejora el rendimiento al estar menos congestionada. Por eso, es importante revisar los modos que tenemos activos y comprobar si es posible el uso simultáneo de 2,4 GHz y 5 GHz. Además, utilizando alguna herramienta para comprobar los canales, buscaremos el más óptimo.

Desactivar control remoto

Otro aspecto que suele estar activado por defecto es el control remoto para poder acceder al router “desde fuera de casa”. Salvo que vayamos a utilizar esta funcionalidad por una necesidad personal, lo mejor es desactivarla y cerrar una de las puertas de entradas a posibles ataques.

Quizá te interese…

El tráfico mundial llegará a 2,3 Zettabytes en cinco años ¿están preparadas las redes?

Vodafone compensará con 1GB a los que perciban disminución de calidad en la red 4G

El dueño de una red WiFi pública no será responsable de las acciones ilegales de sus usuarios en Alemania