LeMaker Cello, una alternativa vitamina a Raspberry Pi con procesador AMD

Raspberry Pi ha desatado la locura por los “mini-ordenadores” pero en el mercado tenemos un buen puñado de alternativas que pueden cumplir mejor con nuestras necesidades. En esta ocasión, nos hacemos eco de la llegada de LeMaker Cello, una alternativa vitamina a Raspberry Pi con procesador AMD que promete mucha más potencia que la última versión de la popular placa, aunque también lo hará por un precio superior.

La semana pasada se lanzaba oficialmente Raspberry Pi 3, la nueva placa que en esta ocasión daba el salto a los 64 bit e integraba sin necesidad de añadidos la conectividad WiFi y Bluetooth. Lo mejor de todo es que mantenía su precio en 35 dólares aunque para comprarla en España tendremos que rascarnos un poco más el bolsillo. Su insuperable precio la deja casi sin rival pero cuando las necesidades son diferentes, tenemos que contemplar otras alternativas.

Lemaker Cello

Ese es el caso de LeMaker Cello, una versión más potente que la popular placa Raspberry Pi que fue anunciada en la conferencia Linaro Connect que se celebró esta semana en Bangkok. Se espera que llegue al mercado en el segundo trimestre del año y que su precio se sitúe en 299 dólares. Como vemos, es un precio muy por encima de Raspberry Pi aunque prometen que su rendimiento estará a la altura.

Nos explican que Cello es una alternativa económica para que los desarrolladores prueben su software en servidores ARM, que últimamente están de moda en los centros de datos más importantes del mundo. Este tipo de procesadores dominan el panorama de los dispositivos móviles aunque están acaparando interés para su salto a otros entornos debido a su eficiencia energética.

La nueva placa estará lista para correr Red Hat, CentOS y Debian Linux sin necesidad de hacer nada especial. Tenemos un procesador AMD Opteron A1120 de cuatro núcleos ARM Cortex-A57 con soporte para memoria DDR3, dos puertos USB 3.0, un puerto micro USB, una conexión de red ethernet y dos puertos SATA para conectar discos duros.

No es un producto tan masivo como Raspberry Pi pero sí será una buena opción para muchos desarrolladores que no tienen una forma económica de probar sus desarrollos para servidores ARM. Además, se agradece que sigan llegando nuevas alternativas en este mercado en auge como es el de los ordenadores en miniatura integrados en una sola placa.

Quizá te interese…

Este miniordenador cuesta sólo 60 euros y tiene todo lo que necesitas

Convierte tu Raspberry Pi en mediacenter, consola retro, juguete inteligente y mucho más

PiPlay DeskCade, el proyecto para construir una consola arcade con Raspberry Pi