Podemos quiere revolucionar la TDT con la creación de dos canales públicos abiertos

Continúan llegando las propuestas de los partidos políticos y si ayer os planteábamos algunas medidas que tienen ideadas desde el Partido Popular, hoy le toca el turno a su antítesis. Una de las fuerzas más activas en estas semanas previas está siendo Podemos, que ahora plantea un cambio en la Televisión Digital Terrestre para incluir dos nuevos canales en abierto y revolucionar la televisión pública en España.

Las Elecciones Generales del 20 de diciembre están al caer y todos los partidos afilan sus armas de cara a presentar candidatura para hacerse con un lugar clave en el escenario político de nuestro país los próximos cuatro años. Una de las propuestas que ha salido a la palestra es la de crear dos canales de televisión abiertos en los que se lleven a cabo desconexiones regionales de cara a ofrecer información de utilidad a los ciudadanos.

En un primer momento podríamos pensar en algo parecido a Radio Televisión Española, pero Podemos persigue replicar el modelo existente en países como Suecia, Alemania o incluso Estados Unidos, donde los open channels se destinan a ofrecer información institucional totalmente neutra. A diferencia de los canales de TVE en la TDT, Podemos quiere que estos nuevos canales sean herramientas puramente de comunicación y sin ningún propósito comercial, de modo que no se desarrollarían contenidos para ellos de cara a competir con la oferta de programas y series de la que disponen rivales como Antena 3, Telecinco, Cuatro o La Sexta.

EL POLITICO PABLO IGLESIAS DURANTE EL ACTO DE CLAUSURA DE LA ASAMBLEA CIUDADANA DE PODEMOS 15/11/2014 MADRID

Canales abiertos de servicio público sin ideologías políticos

Una de las ventajas de este tipo de canales es que serían una forma de conectar al ciudadano con las fuerzas políticas y las administraciones públicas, complementando la labor de la televisión pública que seguiría llevando a cabo Televisión Española. El Gobierno o las propias instituciones educativas serían las encargadas de crear con un bajo coste o de manera gratuita los contenidos ofrecidos en estos canales y a su vez, se llevarían a cabo desconexiones locales para personalizar más el servicio a los ciudadanos de una determinada región.

Otra de las ventajas de este modelo es que se crearían canales públicos en los que, sobre el papel, no existiera ningún color político influyendo acerca de su propia gestión, ofreciendo información sin estar sujeto a una determinada ideología política. A principio de año, Podemos ya anunció su intención de dar un vuelco a la Televisión Digital Terrestre y con estas medidas concretas define su planteamiento para el mercado de la televisión.

¿Qué os parece la posible aparición de estos canales abiertos?