El WiFi del AVE correrá a cargo de Movistar con dos modalidades, gratuita y Premium

Desde que Renfe decidiese instalar el servicio WiFi de conexión a Internet en los trenes AVE, han sido varias las empresas que han luchado por hacerse con el concurso, pero finalmente la Red Nacional de los Ferrocarriles Españoles ha adjudicado a Telefónica el contrato para instalar y suministrar este servicio en los próximos diez años por 148,6 millones de euros.

Dicho contrato incluye también la prestación de la conexión WiFi en las principales estaciones de cercanías Renfe y será adjudicado en dos tramos claramente diferenciados. El primero de ellos será por seis años y un total de 101,85 millones de euros y el segundo será una prorroga de cuatro años más por otros 46,7 millones de euros hasta completar los diez años y la cantidad de 148,6 millones de euros.

WiFi conexion AVE

En lo que al servicio se refiere, Renfe ofrecerá un servicio WiFi totalmente gratuito con algunas prestaciones esenciales como correo y navegación, mientras que aquellos que quieran una mayor velocidad se tendrán que acoger a un plan Premium de pago que le permitirá rentabilizar parte de su inversión.

Pero el servicio no se queda ahí, y es que Telefónica va a aportar a los usuarios una plataforma de contenidos y servicios de entretenimiento que incluirá un circuito cerrado de televisión que podría tener algunos contenidos propios de Movistar + y que estará accesible desde el interior de los trenes.

Este servicio que será recibido con los brazos abiertos por la gran mayoría de viajeros, tiene previsto que comience a ofrecer su servicio de conexión WiFi a bordo de los primeros AVE a finales de este mismo año. Como es lógico, inicialmente estará disponible en las líneas de mayor tránsito como los trayectos entre Madrid y Barcelona, para posteriormente irse extendiendo progresivamente durante los dos próximos años hasta alcanzar el total de los 9 trenes AVE con los que actualmente se cuenta en España.

Para que Telefónica pueda llevar a cabo su servicio, por su parte Renfe tendrá que invertir 40 millones de euros para dotar a los trenes de antenas así como para instalar las balizas de señal en la propia infraestructura. Unas tareas que obviamente se volverán a realizar de forma gradual para no entorpecer el servicio.

Todo esto podría llevar un total de unos dos años o dos años y medio, pero parece que la espera merecerá la pena y es que la señal será 4G y satélite, dependiendo del lugar por donde circule cada uno de los trenes AVE.