Nintendo pincha el globo: la consola NX no estará basada en Android

Escrito por David Valero
Videojuegos

Poco ha durado la ilusión para los fans de Android que veían en Nintendo la esperanza que no se concretó en la consola Ouya. Tras los rumores aparecidos ayer acerca de una nueva consola de la compañía japonesa, que estaría basada en el sistema operativo de Google, ahora Nintendo echa por tierra cualquier atisbo de hacerlo realidad al afirmar que la próxima máquina NX no soportará Android.

Dependiendo de qué clase de jugador seamos, esta noticia puede ser adoptada de formas opuestas. Los amantes de la plataforma Android sentirán que es una oportunidad perdida para introducir este ecosistema en el mundo de las consolas con ciertas garantías. El fracaso del proyecto Ouya demostró que el gran público no estaba preparado para una apuesta tan simple sin el respaldo desde la industria, pero la maquinaria de Nintendo parecía ser una opción muy válida para cubrir esas expectativas. Además, se abrirían las puertas a más desarrolladores para que crearan juegos específicos para esta plataforma, gracias a las herramientas disponibles que permiten ampliar las miras del mercado. No obstante, todo partía de una información respecto a la colaboración entre Nintendo y DeNa enfocado en el desarrollo de productos para móviles.

Pero un portavoz de Nintendo ha desmentido la noticia al afirmar que no es cierto que se vaya a adoptar el sistema Android para NX, a pesar del interés mostrado por la compañía nipona en el mercado de los videojuegos móviles, un terreno en el que Nintendo puede moverse como pez en el agua dada su amplia experiencia con consolas portátiles y con juegos menos exigentes a nivel de hardware.

apertura-nintendo

Nintendo NX: ¿el próximo gran golpe para volver a la cima?

Los fans de Nintendo piden a la compañía que recupere el espíritu de antaño sobre  todo en las consolas de sobremesa, donde tras el éxito cosechado con máquinas como Nes, Super Nintendo o Nintendo 64, poco a poco su aura de dominador se ha ido diluyendo fuera del mercado de consolas portátiles donde sigue liderando con puño de hierro pese a la aparición de máquinas mucho más potentes.

Nintendo NX quiere suponer un nuevo concepto para el mundo de los videojuegos, algo que al igual que fueron Game Boy en su día o Wii más recientemente, pueda volver a poner a Nintendo a la vanguardia del sector. De momento con Wii U no parece haberlo conseguido y todas las miradas están fijadas en el próximo E3 que se celebrará en pocos días, para conocer las últimas novedades del mercado.

¿Creéis que el binomio Nintendo-Android hubiera marcado una época en los videojuegos?

Quizá te interese…

Nintendo NX, la nueva consola portátil y sobremesa que llegará en 2017

Nintendo prepara cinco videojuegos nuevos para móviles

Los videojuegos de mal en peor: dependencia de Internet, lanzamientos incompletos y parches a gogó

Fuente > Wired

Continúa leyendo
Comentarios
2 comentarios
  1. fullhd 02 Jun, 15 8:48 pm

    Ahora que hasta la New 3DS está pirateada, toca actualización para seguir sablando al menguante número de fanáticos de Nintendo.

  2. AlbertoSkyrim 03 Jun, 15 12:12 am

    A mi me hubiera gustado ver como opción, puesto que yo me he negado en rotundo a comprar ninguna consola más (tengo sólo 2 Sony PlayStation 2 y Nintendo DS Lite), pero ya me he decidido, PC y Android para todo, me parece que sería una cosa bastante buena, ya que nos permitiría al menos, elegir, si queremos jugar en nuestro smartphone, o tablet, hablo de portabilidad, o en nuestro PC, en casa, cosa que teniendo en cuenta las posibilidades de emulación, nos abre una cantidad de vías inimaginables, pero claro, los desarrolladores tienen que ver que es un mercado con potencial, para los videojuegos y que se animen a crear, portar o hacer simplemente juegos, completos, complejos, más que la “simplicidad” de los juegos actuales, en su gran mayoría que están disponibles para la plataforma Android, son en general orientados al típico público que es casual, que va a echar como mucho 5 ó 6 partidas consecutivas y poco más a lo largo del día, como mero pasatiempo, no como una cierta “dedicación”, de modo, que de momento, y espero que esto cambie muy pronto, para que pueda decir lo contrario, no se va a dar este escenario.