Microsoft se plantea hacer de Windows un software de código abierto

En la conferencia ChefCon, Mark Russinovich ha comentado, en relación con el desarrollo de Windows 10 Technical Preview, que la compañía de Redmond se ha debatido varias veces en la posibilidad de convertir su sistema operativo de escritorio en un software de código abierto. Según explican desde Microsoft, convertir su software al código abierto es «definitivamente posible».

No cabe duda alguna de que la compañía de Redmond está planteando, en los últimos meses, estrategias que hasta ahora nunca habían llevado a cabo. No hablamos sólo del trabajo que están dedicando a software para plataformas competidoras de Windows, sino también con respecto a su propio sistema operativo. Algunos aspectos que han sorprendido han sido, entre otros, el lanzamiento de Windows 10 Technical Preview como «beta pública» de su sistema operativo, así como la distribución como actualización gratuita de versiones anteriores.

El kernel único para Windows 10 en teléfono inteligentes, tabletas y ordenadores es uno de los rasgos de esta «nueva Microsoft», pero los cambios sobre las líneas de código de Windows 10 podrían ir incluso más allá, y es que desde la compañía de Redmond aseguran plantearse hacer de Windows un software de código abierto. En este caso, el paralelismo con GNU/Linux es inevitable, y no se puede dejar de recordar que está tomando un protagonismo llamativo.

Open Source Software

Microsoft y el software de código abierto

No han señalado ningún plazo, ni se han atrevido desde Microsoft a aclarar si, finalmente, Windows será en el futuro un software de código abierto. Ahora bien, lo que sí han dejado bien claro es que, en la directiva, se plantea con cierta frecuencia un debate entre los «pros» y los «contras» de hacer Windows de código abierto. El primer paso que la compañía ha dado en el desarrollo de software de código abierto fue recientemente con .NET.

Aunque su relación con el código siempre ha sido «fría», Microsoft está cambiando las formas desde que, en febrero de 2014, Satya Nadella asumiera su actual puesto al frente de la compañía de Redmond. Aunque no se espera que sea pronto, sí podemos ya empezar a asumir que Microsoft podría lanzar Windows con su código abierto «al público».