DirectX 12, mejores gráficos sin cambiar de ordenador o consola

Hardware

Los primeros juegos con soporte DirectX 12 pueden llegar a finales de este mismo año. Esta nueva tecnología promete dar un auténtico salto de calidad en cuanto al rendimiento ofrecido por el estándar DirectX 11 actual y Microsoft espera relanzar a Xbox One con futuros videojuegos que incorporen el soporte.

Desde que con Windows 7 se lanzara la API gráfica DirectX 11, Microsoft ha esperado para hacer coincidir con la llegada de su nuevo sistema operativo Windows 10, una revolución para el mundo de los videojuegos y los gráficos de ordenador. El soporte de esta tecnología prometía mejorar el rendimiento gráfico en más de un 20% pero las últimas pruebas llevadas a cabo hablan de una potencia superior a la esperada, con lo que de confirmarse marcaría un nuevo escenario en el sector del ocio digital.

Desde PC World han tenido acceso a unas pruebas técnicas con resolución de pantalla 1280×720 tal y como recomendaba Microsoft, para medir la eficacia del test de 3DMark. El equipo empleado montaba procesador Intel Core i7-4770K, placa dual Asus Z87 Deluxe, 16 GB de RAM y para tarjeta gráfica se emplearon una Radeon R9 290X y una Nvidia GeForce GTX Titan X. Con toda la potencia, solo cabía probar lo que Microsoft se trae entre manos y de momento la toma de contacto ha superado las expectativas iniciales.

DirectX 12 ofrecerá potencia, pero dependerá de los juegos

DirectX 12 aprovecha el rendimiento de la CPU para paliar los cuellos de botella en la unidad de procesamiento gráfico y ofrecer una mayor eficiencia. Aunque las herramientas estarán sobre la mesa, un mayor o menor aprovechamiento de esta tecnología dependerá finalmente de los propios desarrolladores de videojuegos, pero sin ninguna será posible obtener un rendimiento mayor al actual.

  • Visita Gamer Zona para conocer lo último en videojuegos

Muchos desarrolladores ya están comentando el potencial que DirectX 12 puede aportar por ejemplo a Xbox One. Desde Stardock Studios, los responsables de Ashes of Singularity, uno de los primeros títulos que incorporará el soporte a esta nueva tecnología, que solucionará problemas de compatibilidades de DirectX 11 y el uso de la eSRAM que algunas compañías estaban haciendo. Desde Redmond confían que este movimiento ayude a su consola de sobremesa a recortar distancia con PlayStation 4, ya que la máquina de Sony, por ahora lidera las ventas de consolas de nueva generación en el sector de los videojuegos a nivel mundial.

Escrito por David Valero

Fuente > ADSLZone