El Samsung Galaxy Alpha resiste una caída de 7 pisos

El Samsung Galaxy Alpha resiste una caída de 7 pisos

Javier Sanz

La resistencia de los móviles es un factor diferencial a la hora de elegir un terminal. Cuando más grande es la pantalla, menos resistente y es que cada vez hay más usuarios que acaban con las pantallas quebradas tras pequeños golpes o caídas sin importancia. A continuación vemos lo que sucede cuando un Samsung Galaxy Alpha cae desde una altura de 7 plantas.

No se trata del típico test de resistencia o caída que realizan algunos medios de comunicación ni si quiera algo premeditado, esta mañana y por accidente, mi Galaxy Alpha ha caído desde una altura de siete plantas y los daños han sido mínimos. Todo ha sucedido después de una reunión con los responsables de Pepephone. La compañía de los lunares que hace no mucho tiempo se ha mudado al Paseo de la Castellana, tiene la oficina en la séptima planta y justo ha sido ahí cuando el teléfono ha acabado cayendo por el foso del ascensor.

Varios impactos por el camino

En el momento de caer, el ascensor estaba en movimiento y el teléfono ha rebotado varias veces entre las diferentes plantas, de hecho la batería y la carcasa han aparecido en el piso 4 mientras que el teléfono ha acabado en el foso boca abajo. Cuando hemos logrado acceder, nos temíamos lo peor, sin embargo la pantalla estaba completamente intacta. Ni Pedro Serrahíma, Director del OMV, ni un servidor dábamos crédito a semejante resistencia. El equipo solo tiene varios golpes en el borde metálico y la batería se nota que ha recibido un impacto, pero aparentemente todo funciona a la perfección. A continuación podéis ver las fotos y juzgar vosotros mismos.

¿Por qué ha resistido el impacto?

Es indudable que la calidad y los materiales que emplea Samsung son muy superiores a otras marcas. Otro detalle importante es que se trata de un teléfono muy ligero y que no tiene un cuerpo de aluminio unibody. Si el impacto hubiera sido en un iPhone o en un HTC One que no se les puede extraer la batería, posiblemente la pantalla estaría partida en mil pedazos. ¿Increible no?

Galería de imágenes