El Samsung Galaxy Note 4 se burla en un vídeo del iPhone 6 y el bendgate

Samsung lanza un vídeo en el que muestra las pruebas a las que son sometidos los terminales Samsung Galaxy Note 4 para demostrar la dureza de los mismos. El spot aprovecha la controversia del bendgate para seguir haciendo sangre de los problemas de algunos iPhone 6 que se doblarían sin mucha dificultad.

El mercado de telefonía móvil es tal vez uno donde se puede encontrar la mayor ferocidad entre las marcas competidoras. Debido a la gran cantidad de información a la que pueden acceder los usuarios y a los múltiples canales a través de los cuales se recibe, cualquier oportunidad es perfecta para idear una buena estrategia de marketing que permita a una empresa adelantar a sus rivales. Hay veces en las que los propios “errores” de las empresas son las que ponen en bandeja campañas de publicidad ingeniosas a la par que agresivas.  Y en el caso del iPhone 6 con el bendgate, la bandeja ha sido de oro.

La última mofa que hemos visto en referencia al fenómeno por el cual algunos modelos de los  nuevos teléfonos de Apple se doblaban al ejercer una presión no excesiva -el iPhone 6 Plus principalmente por su mayor tamaño-, ha traído a colación un nuevo vídeo de uno de los grandes rivales de la marca de la manzana mordida. En esta ocasión, Samsung ha utilizado el argumento de la supuesta endeblez del iPhone 6 para sacar a relucir la dureza de una de las grandes apuestas de la compañía coreana para el tramo final del año, el Samsung Galaxy Note 4.

bendgate

El Samsung Galaxy Note 4 aguanta presiones de hasta 100 kg

En dicho vídeo, la marca asiática muestra la dificultad de provocar ningún daño en su nuevo phablet aunque lo tengamos ubicado en el bolsillo de atrás del pantalón y nos sentemos sobre él. Lo cierto es que como ha ocurrido alguna otra vez, Samsung ha decidido no hacer una mención expresa a los smartphones de Cupertino, pero tampoco le ha hecho falta dada la forma en la que se ha extendido este problema aparecido en algunos terminales.

La propia Samsung ha aprovechado el vídeo para ilustrar aspectos de las pruebas a las que son sometidos sus dispositivos móviles en los que se puede ver por un lado como el Samsung Galaxy Note 4 aguanta en primer lugar una presión de 25 kilogramos en la zona central, y acabando con una simulación del peso de una persona de 100 kilogramos sentándose sobre el teléfono varios cientos de veces sin que logre sufrir ningún daño. De este modo Samsung quiere renovar la confianza de sus usuarios en la dureza de sus productos. El eslogan con el que cierra el vídeo es bastante claro, el nuevo Samsung Galaxy Note 4 es grande, fino, ligero pero fuerte. El próximo 17 de octubre lo tendremos ya entre nosotros para comprobarlo de primera mano.