¿Son obligatorios los seguros para drones? Todo lo que debes saber

Los drones se han popularizado en los últimos tiempos y protagonizan más accidentes o incidentes de los que podemos creer. En esos casos, los seguros para drones son una buena alternativa que nos ayudará a hacer frente a los costes que nos supone. En algunos casos, además, los seguros para drones son obligatorio para los usuarios o pilotos… Te explicamos todo lo que debes saber sobre ellos.

Los seguros para drones son obligatorios en algunos casos y cubren gran parte de los imprevistos a los que podamos enfrentarnos: roturas de vehículos, accidentes o daños a personas, etc. Pero ¿qué dice la ley? ¿es obligatorio tenerlo? ¿cuánto nos cuenta? ¿qué cubren este tipo de seguros? ¿Para qué tipos de drones es obligatorio?

¿Es obligatorio?

Hasta ahora, la legislación diferenciaba entre drones profesionales y drones de uso recreativo. El seguro para drones no era obligatorio en caso de que el uso sea doméstico o si vas a volar un dron sin licencia por ocio. Sí era obligatorio contratar un seguro en caso de ser un dron para uso profesional o comercial. Era obligatorio para cualquiera que lo usara de forma profesional y no era obligatorio para el uso recreativo, pero dependía de la aeronave en cuestión. Era obligatorio, según la página web de la Agencia Catalana Occidente, asegurar cualquier dron de hasta los 20 kilogramos de peso ya fuera usado para fines profesionales o recreativos por un capital mínimo de 300.000 euros. Pero ahora hay una nueva normativa y las cosas han cambiado, ¿es obligatorio ahora o no? ¡Descubrámoslo!

A partir de enero de 2021 ha entrado en vigor la nueva normativa europea de drones que cambia algunas de las obligaciones y condiciones en el uso de drones. Por eso, al menos en el período de transición, el seguro de responsabilidad civil es obligatorio para todos los drones independientemente de cuál es su peso y la operación a realizar.

Este seguro es obligatorio e indispensable en vuelos profesionales, especiales y de prueba, ya que cubre todos los posibles daños a terceros. Incluso se puede asegurar el dron con una póliza de daños para que el piloto quede cubierto ante posibles averías o roturas de la aeronave en el vuelo, la cual no es obligatoria sino opcional en todos los casos. Es aconsejable en vuelos profesionales o con drones de alto valor para la tranquilidad de los dueños, pero en ningún caso obligatorio. El seguro de responsabilidad civil lo es ahora en todos los casos.

Tras finalizado el período de transición entre la legislación anterior y la nueva con vigencia a 1 de enero del 2021, y aprobado el RD UAS, AESA indica que es necesario y obligatorio el seguro de terceros en todos los drones independientemente de su uso y peso, excepto en el caso de los drones de clase C0 que se encuentran por debajo de 250 gr, en cuyo caso no será obligatorio, pero sí aconsejable.

Todos los drones superiores a los 250 gramos deben tener seguro obligatorio. La cuantía a cubrir para drones con menos de 20 kilos son 220.000 DEG (derechos de giro). Un Derecho de Giro es equivalente a 1,20 euros, por lo que la cuantía a cubrir debe ser al menos de 265.000 euros en estos casos independientemente de su uso. Los drones con un peso superior a 20 kilos tendrán que asegurarlo por al menos 270.000 DEG (325.000 euros). Aunque la cantidad depende del seguro, estas son las cantidades mínimas que se deben asumir obligatoriamente.

Artículo 50 de Aeronaves civiles pilotadas

Como recoge el artículo 50 de Aeronaves civiles pilotadas por control remoto de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, AESA, se exigirá para todo aquel que haga un uso profesional. “Se exigirá a los operadores de las aeronaves civiles pilotadas por control remoto, una póliza de seguro u otra garantía financiera que cubra la responsabilidad civil frente a terceros por daños que puedan surgir durante y por causa de la ejecución del vuelo, según los límites de cobertura que se establecen en el Real Decreto 37/2001, de 19 de enero, por el que se actualiza la cuantía de las indemnizaciones por daños previstas en la Ley 48/1960, de 21 de julio, de Navegación Aérea, para las aeronaves de peso inferior a 20 kilogramos de peso máximo al despegue.

Así mismo, para aquellas aeronaves cuyo peso sea superior a 20 kilogramos de peso máximo al despegue será aplicable el límite de cobertura establecido en el Reglamento (CE) n.º 785/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de abril de 2004, sobre los requisitos de seguro de las compañías aéreas y operadores aéreos”.

Drones

¿Para quién es?

El seguro del dron no recae sobre el dron sino el tomador. Es decir, el piloto es el que estará asegurado y tendrá derecho a manejar tantos aparatos como quiera con una sola póliza. En el caso de que un dron vaya a ser manejado por varios pilotos, todos ellos deberán contar con una póliza en vigor. Si tú vas a manejar varios aparatos, sólo necesitas un seguro.

Los pilotos profesionales de drones deben tener, obligatoriamente por ley, un seguro para drones. En el caso de vuelos de prueba, vuelos de condiciones especiales o cualquier trabajo aéreo profesional requiere, según la AESA, un seguro. Para trabajar profesionalmente con drones necesitarías lo siguiente:

  • Estar dado de alta como operador la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA)
  • Tener un seguro de responsabilidad civil
  • Tener el título de piloto de drones
  • Tener el certificado médico en vigor

En el caso de pilotos de drones de forma recreativa, la ley no exige este seguro, aunque la AESA recomienda tenerlo para afrontar a los problemas a los que nos enfrentemos en caso de accidente. Si vas a volar en zonas en las que no hay nadie no necesitarás el seguro de drones salvo que seas una persona que está usándolo de forma profesional: para grabar algún tipo de película, para uso agrario, para uso industrial…

¿Qué puede ocurrir en un accidente de dron?

Hay muchos peligros que se pueden evitar si los drones se manejan según lo que recoge el reglamento y se usa de forma experimentada y con conocimiento. Pero podemos estropear un vehículo por culpa de un golpe, provocar incendios, enganchar una línea eléctrica o producir lesiones a personas. Además, incumplir las normas nos podría costar caro con multas desde 60 a 45.000 euros de carácter leve, hasta 90.000 euros la de carácter grave o hasta 225.000 euros si es de tipo muy grave.

¿Qué precio tiene?

Depende. No hay un precio exacto y dependerá de muchos factores. El precio del seguro para drones del tomador variará en caso de ser a particulares o profesionales (siendo solo obligatorio para los segundos, como ya hemos explicado) En el caso de los particulares, rondarían los 150 euros al año, aunque dependerá de cada uno, del tipo de aeronave, de los que cubra el seguro en cuestión. En el caso de los seguros para drones profesionales, variarán entre 200 o 400 euros, aunque dependerá de la indemnización que cubra.

¿Qué cubre?

La mayoría de pólizas de seguros para drones cubren sólo los daños a terceros y normalmente no cubren los daños del dron si se choca o si incendia. Aunque algunos sí incluyen esta posibilidad. Los seguros de responsabilidad civil “obligan” a una suma asegurada de hasta 300.000 euros en caso de drones con un peso inferior a los 20 kilos. Por su parte, los euros para drones de mayor peso, normalmente en ámbito profesional, tienen una indemnización que cubre desde 300.000 euros hasta una cantidad de un millón de euros, aunque dependerá de la póliza en cuestión.

seguros para drones

¿Qué requisitos hay que cumplir?

Para que los seguros para drones cumplan con lo que prometen, el incidente debe haber ocurrido dentro de la legalidad. Sólo cubrirán actividades legales con el dron en el caso de vuelos recreativos. Las compañías no cubrirán:

  • Vuelos sobre personas
  • Vuelos por la noche
  • Sobrevolar lugares urbanos (si es superior a 250 gramos)
  • Lugares donde esté específicamente prohibido volar
  • Vuelos por encima de 120 metros de altura
  • Vuelos más allá de rango de visión del piloto

Otra de las cosas que tienes que tener en cuenta es que el dron debe llevar siempre una placa de identificación o matrícula. En el caso de drones de más de 20 kilos, deben tener un certificado de aeronavegabilidad otorgado por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea o con un permiso de AESA en caso de tener fines comerciales o fines profesionales.

Cómo elegir un buen seguro de drones

Antes de contratar un seguro para drones, es posible que nos surjan muchas dudas a la hora de elegir uno u otro, sobre todo si es la primera vez que vamos a contratar un seguro de este tipo. Lo cierto es que al final es parecido a cuando elegimos un seguro de coche, ya que lo importante es fijarnos con detalle en las coberturas incluidas y posibles condiciones en determinados casos de siniestros y accidentes.

Ofertas y precios

Una de las mayores recomendaciones a la hora de elegir un seguro es tener especial cuidado con las ofertas agresivas. Es decir, no debemos confiar en las campañas agresivas que puedan lanzar algunas aseguradoras. Es importante tener en cuenta que los seguros de drones tendrán un precio u otro en función de ciertos aspectos del aparato, como son el peso y el tamaño, así como el uso que le vayamos a dar. Por lo tanto, no debemos dejarnos llevar por ofertas con precios cerrados sin que nos hagan un estudio previo.

Tomador de la póliza

Además, es importante saber que según establece el Real Decreto, el seguro de un dron recae sobre el tomador de la póliza y no sobre el propio dron. Por lo tanto, el piloto será el responsable de los posibles daños que éste pudiera ocasionar en caso de accidente. El seguro de responsabilidad civil tendrá carácter personal y se expide a nombre de una persona, en este caso el piloto, y que será quien responda por los perjuicios que pueda ocasionar la aeronave.

Más de una persona autorizada

Ahora bien, en el caso de que haya más de una persona autorizada a volar un dron, cada una de ellas debe contar con una póliza aseguradora diferente para que esté cubierto en todo momento. Al estar asociada a una persona y no al dron, cada una de las personas autorizadas a volar de manera profesional ese dron, tendrá que contar con su propio seguro para estar cubierto ante cualquier incidente.

La cobertura más importante de los seguros de drones es la responsabilidad civil obligatoria que la ley exige, aunque no debemos olvidarnos que tiene una cuantía mínima que se puede ampliar si queremos contar con una mayor tranquilidad. Estas cantidades dependen del dron, de sus características y de los daños que pueda causar.

¿Qué seguros hay?

Muchas compañías cubren seguros para drones, aunque el precio exacto dependerá de muchos factores. Por ejemplo, si es en ámbito nacional o internacional, si se trata de un aparato profesional o de ocio, si tiene un peso u otro o si queremos aumentar la responsabilidad civil que nos corresponde. En todos los casos de seguros hay

Mapfre

El seguro de Mapfre para pilotos de dron tiene un precio que puede variar entre 200 y 350 euros anuales aproximadamente, aunque no encontraremos especificado el precio en su web, sino que nos tendremos que poner en contacto con la aseguradora para más información.

Es un seguro obligatorio regulado por Ley (Real Decreto 8/2014), en el que la responsabilidad se limita por Ley en función del peso del aparato:

  • Si pesa menos de 20 kilos: 300.000 €. de límite por siniestro.
  • Si pesa más de 20 kilos: el límite aumenta siendo aproximadamente 960.000 €

Drones

Cubre todo tipo de riesgos: Indemnizaciones que puedan ser exigibles al Asegurado por los daños materiales y/o daños personales derivadas del uso o manejo de un DRON de uso profesional. Con posibilidad de ampliar la Responsabilidad civil obligatoria de 300.000 euros a 600.000 euros o 1.200.000 euros Y está pensado para todo tipo de actividades: desde actividades científicas a filmación de boda y eventos, para agricultura, para la extinción de incendios con drones o para inspecciones de edificios, siniestros, torres eléctricas.

Caser

En el caso del seguro para drones de Caser tiene un precio que ronda desde 159 euros (entretenimiento) hasta un precio de unos 360 euros para usuarios profesionales de aeronave.  Aunque para tener toda la información necesitarás solicitar un agente o contactar con Caser Seguros para un precio exacto. Presumen de ser los primeros en asegurar drones, tienen cobertura en todo el territorio aéreo nacional y cubre drones de hasta 20 kg con posibilidad de incremento de pesos de hasta 25 kg.

Caser Drones

Como en el caso anterior, los riesgos cubiertos son múltiples: El Asegurador tomara a su cargo las indemnizaciones a que el Asegurado venga legalmente obligado a pagar, a título de compensación, como responsable civil, incluyendo costas judiciales establecidas por Sentencia firme, a cualquier persona perjudicada por accidente con lesión corporal (mortal o no), o por daños a la propiedad por accidente, siempre que tal lesión o daño sea causado por contacto directo con la aeronave asegurada o por cualquier objeto que se desprenda.

Generali

Generali también tiene un seguro de drones pasa uso recreativo con un valor mínimo de 55 euros. Tiene una franquicia de 150 euros. Cuenta con cobertura de daños a los propios aparatos y responsabilidades frente a terceros, con posibilidad de contratar la garantía de Accidentes personales. Es posible asegurar tanto los ultraligeros a aviones de línea comercial, por lo que los drones estarían cubiertos también en esta compañía.

Además de las indemnizaciones por daños personales o materiales a terceros, el seguro de Generali cubre los gastos de defensa y fianzas. Cuenta con importes adaptados al uso recreativo y con diferenciación en caso de los UAS de masa inferior a 250 gramos.

generali drones

2 Comentarios