Es 2020, y Microsoft sigue lanzando actualizaciones de Windows 10 con problemas

Parece que lleve con nosotros toda una vida, pero Windows 10 fue lanzado hace algo menos de cinco años, y algunos ordenadores no lo han tenido instalado hasta hace aún menos. Eran muchos los miedos que llevaban a los usuarios a actualizar. Uno de los más comunes es la invasión que hace el sistema operativo a la privacidad del usuario por los datos de telemetría de Windows 10, y otro es la inestabilidad que genera actualizar Windows 10 por los errores de sus actualizaciones. Y es que, a pesar de las promesas de la compañía el año pasado, casi todas las actualizaciones siguen introduciendo fallos.

Microsoft tiene varios niveles de actualización. Más allá del canal Insider, donde se prueban todas las novedades y es lógico que haya cierta inestabilidad al ser builds “beta”, en el canal estable encontramos muchas de estas actualizaciones inestables.

Uno de los mayores desastres en sus actualizaciones fue el ocurrido en October 2018 Update, donde actualizar el ordenador implicaba perder todos los archivos que teníamos en la carpetas Documentos, Vídeos o Imágenes si la ruta por defecto estaba cambiada a otra unidad. La compañía retiró la actualización y tardaron casi un mes en arreglarla.

En May 2019 Update, se introdujeron numerosos cambios, y con ellos muchos errores. Tanto es así, que los medios tuvimos que hacer un listado de errores que podían provocar que no pudieras actualizar a esa nueva versión, como drivers antiguos o versiones no actualizadas de software antitrampas en juegos. Si abrías un juego no compatible, el sistema operativo te metía un pantallazo azul.

Esto les llevó a lanzar November 2019 Update como una actualización menor que se instalaba sobre May 2019 Update. En esa versión introdujeron cambios muy menores, y el único importante a nivel de usabilidad fue la integración de la barra de búsqueda del menú de inicio en la búsqueda del Explorador de archivos. Gracias a ello, en ambas se usa el mismo motor de búsqueda con el fin de unificar elementos del sistema. El problema es que, a pesar de ser el único gran cambio y con meses de prueba a sus espaldas, también generó fallos y no funcionó correctamente para muchos usuarios. Y eso sin tener en cuenta el día entero en el que la función de búsqueda del sistema operativo estuvo un día entero sin funcionar hace unos meses.

windows 10 busqueda error

Uno pensaría que Microsoft ha aprendido de todo esto, ya que la compañía prometió que iba a probar más a fondo las actualizaciones antes de lanzarlas. Esto puede que se aplique a las actualizaciones bianuales, donde finalizan una build y ahora se tiran más de un mes analizando cualquier posible fallo que reporten los insiders antes de lanzar la actualización. Por desgracia, con las actualizaciones mensuales no parecen poner tanto mimo.

Microsoft lanza un único gran parche cada mes en el conocido como Patch Tuesday, que ocurre el segundo martes de cada mes. Estas actualizaciones son conocidas como “B”, y son seguidas luego de las C y D, que salen en las terceras y cuartas semanas de cada mes. En ellas, se prueban las novedades que llegan en el siguiente Patch Tuesday para comprobar si tienen o no fallos.

El problema es que esas actualizaciones no se prueban a fondo, ya que sólo tienen un par de semanas para comprobar que todo va correcto. Tanto ha sido así, que la compañía anunció que a partir de mayo iban a prescindir de las actualizaciones C y D para evitar introducir más fallos durante la crisis del coronavirus, por lo que ellos mismos son conscientes de que sus actualizaciones siguen incluyendo fallos en pleno 2020 a pesar de sus constantes promesas.

Abril de 2020: todavía se lanzan actualizaciones con problemas

Cuando vamos a una página de soporte de una actualización de Windows 10, nos aparecen las principales novedades, mejoras y soluciones que introduce el parche. Sin embargo, debajo tenemos también un listado de “problemas conocidos” en la actualización. No sólo lanzan un parche casi siempre sabiendo que tiene errores, sino que en muchos casos empiezan a reportarse problemas con ese parche que ni siquiera la compañía reconoce en estos documentos de ayuda.

Este es el caso del parche más reciente disponible, la actualización KB4541335, la última disponible “estable” para el sistema con fecha del 24 de marzo. El único fallo que está presente en esa actualización, según Microsoft, se instala con otro parche que sólo aparece si la tienes instalada en primer lugar (KB4554364). Sin embargo, multitud de usuarios llevan días reportando errores al visitar algunas páginas web, fallos que hacen que el ordenador entre en un bucle de reinicios continuo, o simplemente problemas de rendimiento que hace que Windows tarde mucho en abrir programas.

El problema de esos errores es que Microsoft no los arregla de manera directa, y la única solución es desinstalarlos hasta que el siguiente Patch Tuesday se te instale automáticamente. Y será cuestión de suerte que la compañía se dé cuenta de los fallos antes de lanzar las actualizaciones acumulativas de cada mes.

Windows 10 2004 se acerca: ¿llegará con fallos?

Con May 2019 Update, Microsoft se jugaba mucho. Por ello, probó a fondo la actualización e hizo una recopilación de todos los fallos que estaban presentes en ella. En su momento, cuando la gota colmó el vaso con October 2018 Update, hicimos un artículo en el que detallábamos que Windows 10 no era un servicio, sino un sistema operativo que debía ser estable. Por ello, no pasaba nada si había que sacrificar una actualización anual y copiar el modelo de Apple con iOS y macOS, o el de Google con Android. Muchos usuarios dependen de su ordenador para trabajar, y un fallo como un bucle de reinicios puede hacerles perder tiempo y dinero.

Todavía no hay fecha de lanzamiento para la primera gran actualización 2020, llamada Windows 10 2004 de momento (anteriormente 20H1), pero esperemos que Microsoft se tome su tiempo. Todavía están introduciendo cambios, donde por ejemplo nos saldrá una notificación para reiniciar el ordenador tras instalar una actualización en el ordenador, por lo que la build parece que está a unas semanas todavía de estar finalizada.