El fallo de Windows 11 que te devuelve a Windows 10

Windows 11 lleva ya tres días entre nosotros. El sistema operativo cuenta con algunos fallos, como no podía ser de otra manera, aunque la mayoría de ellos no son demasiado graves. Sin embargo, hay uno que es realmente cómico, y que mezcla lo mejor de Windows 10 con lo mejor de Windows 11.

Desde el lanzamiento de Windows 11, algunos usuarios afirman que están teniendo un fallo realmente curioso: que se les queda la barra de tareas de Windows 10, a pesar de estar ya en Windows 11 con toda la nueva interfaz e iconos. Este fallo es algo que muchos usuarios querrían que les pasase, ya que la barra de tareas nueva es una de las principales críticas que ha recibido Microsoft. Sin embargo, el fallo es bastante incómodo, ya que el botón de inicio no funciona y no abre el menú de inicio.

La barra de tareas de W10 en W11: una maldición oculta

El fallo se produce, al parecer, cuando se actualiza utilizando la herramienta de actualización de Windows. Los usuarios afectados afirman que no tienen más fallos en el sistema operativo más allá de ese. Curiosamente, en la build 22000.194 de la fase preview de Windows 11 hubo un problema idéntico que, supuestamente, ya se había solucionado.

No existe una solución concreta para este error. Algunos usuarios probaron a desinstalar algunas actualizaciones desde Windows Update, y algunos han tenido éxito. En otros casos, eso no ha hecho nada, y han tenido que recurrir a una solución más radical: crear un nuevo perfil de usuario de Windows, lo cual obliga a reinstalar algunos programas y perder algunos perfiles. Por ello, el fallo puede que simplemente sea una corrupción del Registro de Windows.

Otros fallos de Windows 11

Más allá de este fallo, hay otros ya reconocidos. Uno de ellos es el que afecta a las placas base con chips de red compatibles con el software Intel Killer. El fallo provoca que algunos paquetes UDP se pierdan, lo que ralentiza algunos tiempos de carga y afecta a la hora de usar VPN. El día 12 de octubre lanzarán un parche que lo arreglará.

A su vez, VirtualBox no funciona correctamente al no ser compatible con Hyper-V para las virtualizaciones en Windows 10. Por ello, si no puedes actualizar y tienes el programa instalado, puedes borrarlo y probar. Oracle lanzará una actualización este mes para solucionar el fallo.

Si tienes un procesador AMD y usas tu PC para jugar, es probable que quieras esperar para actualizar. AMD ha reconocido un fallo por el que los usuarios de sus procesadores pierden hasta un 15% de rendimiento en juegos con respecto a Windows 10. El problema radica en la memoria cache L3, que por un fallo en Windows 11 puede llegar a triplicar su latencia. En algunos programas, la pérdida de rendimiento es de en torno al 3 o 5 %, mientras que, en algunos juegos, puede llegar a ser entre el 10 y el 15%.

También hay un fallo en W11 que impide que los chips de AMD rindan a su máximo rendimiento al no elegir el mejor núcleo en términos de rendimiento para tareas de un único hilo. Ambas compañías están trabajando para solucionarlo mediante un parche que llegará a finales de mes.

Por último, hay otros fallos menores, como fugas de memoria en el explorador de archivos o tirones al mover algunas ventanas. En general, el lanzamiento podría haber sido peor, y todos estos fallos parece que van a solucionarse para finales de octubre. Si no aparecen más, para finales de mes o noviembre podría ser una buena fecha para actualizar a Windows 11.

1 Comentario