PS5 tendría problemas de stock en el lanzamiento por su alto precio

Sony ha anunciado ya los detalles técnicos de PS5, y la semana pasada mostraron su mando, que pasará a llamarse DualSense. Todavía queda por saber el aspecto final que tendrá la consola, así como el precio o la fecha concreta de lanzamiento. Sin embargo, ahora parece que la compañía va a tener problemas para producir un gran número de unidades durante el primer año de vida de la consola.

Así lo ha desvelado Bloomberg, que afirma que Sony planea producir menos unidades de PS5 durante su primer año en comparación con las que fabricaron para el lanzamiento de PS4. La producción inicial sería más limitada, sobre todo, por el alto precio que se espera que tenga la consola, donde Sony espera que las especificaciones de gama alta que han equipado compensen ese alto precio.

Sony produciría 5 o 6 millones de PS5 durante el primer medio año

En concreto, Sony habría dicho a los ensambladores que fabricarán unas 5 o 6 millones de unidades de consolas en el primer año fiscal, el cual acaba en marzo de 2021. En comparación, Sony vendió 7,5 millones de PS4 en los primeros dos trimestres posteriores a su lanzamiento.

Sony espera que el aumento de precio tenga un efecto directo en la demanda inicial de la consola, tal y como ya ocurrió con PS3 que salió al mercado por 599 euros. Los desarrolladores afirman que el precio se situará en torno a 499 y 549 dólares, el cual podría cambiar dependiendo de los precios de los componentes conforme arranque la producción de la consola y se acerque su lanzamiento. También podrían venderla a un precio menor con pérdidas para compensar con otros servicios en el medio y largo plazo.

Algunas fuentes afirman que PS4 tendrá una vida algo más larga que consolas previas, donde la consola servirá como transición mientras consiguen aumentar la producción de PS5. La estrategia podría incluir recortar el precio de PS4 y PS4 Pro, que ahora mismo cuestan oficialmente 299 y 399 euros. Si bajan el de ambas 100 euros, esto podría servir para atraer a nuevos usuarios a PlayStation Plus o PlayStation Now. El CEO de Sony, Kenichiro Yoshida, ya afirmado que buscará que la compañía aumente los ingresos recurrentes como el de los servicios online más que los pagos únicos por la consola.

La consola empezará a fabricarse en junio

El coronavirus ha retrasado los planes de Sony, y el volumen de producción podría verse afectado dependiendo de cómo avance la enfermedad. Para el mes de marzo estaba prevista una reunión que aprobase los planes fiscales para el año, incluyendo los referentes a la consola, pero todavía no se ha producido tal reunión.

Una parte que sí se verá muy afectada serán los planes promocionales de Sony, que podría renunciar a una rueda de prensa normal y corriente para simplemente lanzar una nota de prensa. El mando ha sido mostrado de manera muy acelerada por la presión por parte de Microsoft, que ya mostró todo sobre su consola semanas antes. Además, el diseño del mando ya había sido compartido con los desarrolladores, y temían filtraciones. El diseño de la consola sólo lo conoce un círculo muy pequeños de personas, e incluso hay rumores de que podría sufrir cambios por posibles problemas de temperatura.

Por tanto, parece que el lanzamiento de PS5 no va a retrasarse, pero sí que será difícil hacerse con la consola de lanzamiento de manera similar a lo que ocurrió con Nintendo Switch. Sólo se retrasaría si Microsoft lo hace, y no parece que ese vaya a ser el caso.

Los proveedores han empezado a enviar a componentes a los ensambladores, y se espera que la producción en masa comience en junio a pesar de que los ingenieros de Sony no hayan podido viajar a China para finalizar algunos elementos de diseño para las cadenas de ensamblaje.

De momento, puedes consultar la comparativa de PS5 vs Xbox Series X, u optar por pasarte al PC, ya que la batalla entre PC vs consola va a estar muy reñida con la nueva generación.