Identificar criminales será mas fácil gracias a este sistema de imágenes en 3D

Existe una situación clásica que todos hemos visto en muchas películas o series policiacas: a la hora de identificar a un posible criminal, se muestran fotografías de dicha persona. Sin embargo, estas imágenes tan solo muestran al sospechoso de frente o de lado, sin más ángulos posibles que visualizar.

Sin embargo, se ha creado un nuevo sistema que permite hacer un giro rotacional de estas imágenes, permitiendo ver en cualquier tipo de ángulo a la persona y así ayudar a identificarla más fácilmente y condenarla por sus actos.

La tecnología pide paso

La policía muchas veces usa unas simples fotografías a la hora de hacer estas tareas de identificación en vez de optar por ver a los sospechosos en directo. Aun solo viendo unas fotos se puede identificar a una persona, pero se puede ser mucho más preciso si se puede ver en todos los ángulos la cara de la persona.

Identificación

Por tanto, este nuevo sistema de rotación de imágenes permite tener mucha más precisión y así evitar un error y que alguien que es totalmente inocente acabe en la carcel.

El aparato ha sido creado por unos científicos ingleses que permite tener una imagen en 3D de las personas sospechosas, lo que permite a cualquier persona rotar como desee la imagen para así poder ver todos los detalles necesarios para la identificación de la persona culpable. La rotación puede hacerse de un lado a otro y detenerse en donde se desee.

Miles de personas ya lo han probado

Ya se han realizado varias pruebas y han sido más de 2500 personas las que se han presentado voluntariamente para probar este aparato. El experimento consistía en lo siguiente: se les mostraba un video de un ladrón que le robaba a una mujer su bolso, y después de ver el vídeo debían usar esta nueva tecnología para tratar de identificar al culpable.

La clave era que a algunos voluntarios solo se les mostraba un fragmento de video donde solo se le veía la parte derecha de la cabeza al ladrón y a otras se les mostró una parte donde se le veía la parte izquierda.

Además, a la hora de elegir a la persona solo aparecían imágenes desde ciertos lados o de frente, mientras que solo algunas personas podían usar la rotación. Los resultados fueron que las personas que más acertaron fueron las que pudieron rotar la imagen a su gusto, mientras que varias de las personas que solo tenían imágenes de frente de la persona se equivocaron.

Como es lógico, el poder ver todos los detalles de una imagen gracias a la rotación en 3D permite una mayor precisión a la hora de realizar la identificación de una persona.