Este robot creará cada 20 días un cohete que irá al espacio

Son varias las empresas espaciales que se encargar de enviar cohetes y satélites al espacio con la finalidad de recabar información util para las personas que trabajan en dichas compañías en nuestro planeta. Sin embargo, la realización de estas naves y todo el proceso de despegue que conlleva encima suponen una enorme cantidad de gastos y se necesita mucho tiempo.

Sin embargo, la empresa Rocket Lab ha desarrollado una tecnología que permitirá construir cada 20 días cohetes que podrán usarse para misiones espaciales. Todo esto es posible gracias a un robot que trabaja de forma constante y que comenzó a funcionar hace aproximadamente un año y medio.

Excelente trabajo en poco tiempo

Han sido muchas las pruebas a las que este robot ha tenido que verse sometido para conseguir que actualmente funcione a un ritmo de producción rapidísimo y nunca antes visto. Sin embargo, para conseguir que todo este proceso de construcción se lleve a cabo el robot necesita un enorme espacio entero para el solo hasta que termina de fabricar los cohetes y estos pasan a la siguiente fase de producción.

Esta empresa está ganando en popularidad ya que hace poco firmó un acuerdo con la NASA que le permitía enviar dos naves a Marte e investigar así la superficie del planeta rojo.

Esta compañía tiene como objetivo conseguir que sea menos costoso el proceso de poner en órbita en el espacio exterior satélites, un objetivo similar que también siguen otras empresas como la de Elon Musk o la de Jeff Bezos. De hecho, el pasado marzo esta compañía hizo un comunicado oficial en el que mostraba su futura nave reutilizable que podría llevar a las personas al espacio exterior, al igual que algunos de sus competidores.

Los cohetes que fabrica Rocket Lab no tienen la función de transportar cargamento, pero si que se encarga de hacer despegar satélites para que estos estén flotando mientras trabajan y recopilan información muy útil. Desde nuestro planeta, se pueden ver todos los satélites que hay ahora mismo en órbita.

Lanzará satélites, pero hará mas cosas

Tambien cuenta con dos partes. Una es la más importante, la encargada de propulsar los satélites a lugares determinados del espacio, ahí donde la compañía lo desee. Otra de sus funciones también es la de evitar que haya residuos espaciales en exceso en el espacio.

Cohete

Cuenta con una altura de casi 18 metros y un peso total cercano a los 13.000 kilos. Está hecho de carbono, un material muy ligero y su fuente de energía fundamental es un combustible compuesto de varios elementos químicos. Esto provoca que la nave se propulse a través de hasta 10 motores.

Por tanto, gracias a este robot se podrán crear en menos tiempo cohetes que desplegarán satélites que ayudarán a recopilar más datos que serán interesantes para el futuro.