Así se enviarán a la Tierra muestras desde Marte

El robot Perseverance es uno de los que se está usando para tomar muestras de Marte. Lleva cinco meses en la superficie del planeta rojo y va a ser ahora cuando vaya a coger rocas del suelo. Así se ha decidido después de meses de exploración determinando cual es la mejor zona del planeta para tomar estas muestras.

La zona donde se van a realizar los trabajos se cree que es el lugar más profundo y antiguo de donde se pueden extraer rocas. Para hacer todo este trabajo, se tardarán unos 14 días más o menos.

El objetivo: conocer mejor Marte

Las tareas de excavación se harán de la siguiente forma: el robot cogerá un instrumento similar a las brocas que se usan en las taladradoras para perforar el suelo y después de limpiará la muestra con un producto que eliminará cualquier tipo de polvo nocivo, ya que estas muestras serán enviadas de vuelta a nuestro planeta.

Después, gracias a otras tres herramientas se podrá hacer un análisis tanto de la estructura como a nivel químico de la muestra. Mientras todo esto se hace, el robot estará grabándolo todo en alta calidad gracias a la camara que lleva incorporada.

El único problema es que es probable que el robot no pueda hacer todas estas tareas antes de que se agote su batería, por lo que tendrá que recargarse al completo gracias a su sistema de paneles solares antes de empezar a tomar las muestras.

Todas las muestras que se tomen serán del tamaño de una cera de pintura aproximadamente y se introducirán en pequeños tubos.

¿Cómo irán estas muestras a La Tierra?

Para después enviar todas estas muestras a La Tierra, la idea es que otro robot se envíe desde La Tierra hasta el planeta rojo para después regresar de nuevo a nuestro planeta.

Aunque no es la solución más rápida, si es la más efectiva ya que no hay una forma mejor de traer algo de un planeta a otro. Se estima que se tardará algo más de 10 días en hacer todo esto.

Estas muestras no se están recogiendo solo por comprobar si ha habido vida en Marte, sino también para saber aún más del planeta y como está compuesto. El conocimiento de la geología de la zona es muy significativa aunque no sea lo ideal para conocer la antigüedad de un planeta.

Sin embargo, aún quedan bastantes años para que esta misión se haga realidad y tengamos en La Tierra muestras obtenidas directamente desde Marte. Las estimaciones dicen que hasta dentro de más de cinco años esto no será posible.