Hormigón cósmico a partir de tierra de Marte y sangre de astronauta

Hace unos días os presentábamos diferentes diseños de casas en Marte. Hay infinidad de proyectos en marcha para edificar el planeta rojo en un futuro no muy lejano: casas de hielo, estructuras hexagonales, cráteres que albergan una vivienda marciana o burbujas inflables ideadas para proteger de la radiación a los futuros habitantes de Marte.

La mayoría de los proyectos de viviendas en Marte utilizan componentes extraídos del propio suelo marciano como el hielo, la fibra de basalto o bioplásticos renovables. Ahora los científicos de la Universidad de Mánchester nos sorprenden una vez más con un nuevo hallazgo vinculado con un nuevo material de construcción en el planeta rojo.

Sangre combinada con suelo marciano

Inspirándose en métodos de construcción antiguos, los científicos de la Universidad de Mánchester han desarrollado un nuevo material de construcción que consiste en mezclar la sangre de los astronautas con el suelo marciano. Esto ya se realizaba en la antigüedad, nuestros antepasados mezclaban sangre de cerco en morteros de cal para que actuara a modo de material aglutinante, ya que la sangre es capaz de regular el crecimiento del cristal de carbonato de calcio. En el ámbito de la ingeniería espacial esto se conoce como uso de recursos in situ, es decir, apañártelas con lo que la superficie de Marte puede ofrecer.

El Doctor Aled Roberts, autor de dicho estudio, asegura que «Es emocionante que un gran desafío de la era espacial haya encontrado su solución basada en la inspiración de la tecnología medieval».

Materiales que ofrece Marte

Se cree que el suelo marciano contiene materiales que podrían extraerse y fundirse para formar estructuras clave que protegerán de la radiación y de las posibles adversidades climáticas a los futuros habitantes de Marte. Algunos estudios ya han demostrado que el suelo de Marte combinado con otros ingredientes puede dar lugar a bloques de construcción flexibles, ladrillos más resistentes que el hormigón armado y estructuras capaces de generar electricidad.

Los científicos de la Universidad de Mánchester actualmente están experimentando con suelos lunares y marcianos simulados combinados con sangre humana. Tras varios análisis, los trabajos realizados han demostrado que una proteína común en la sangre llamada albúmina sérica puede funcionar como aglutinante y pegamento de diversos materiales. Pero esto no es todo, el equipo de científicos no solo se ha centrado en la posible utilización de sangre humana como parte fundamental para construir casas en Marte. También han descubierto que la urea, que es un producto de desecho que se encuentra en la orina, el sudor o las lágrimas también podrían incorporarse y aumentar en un 300% la comprensión y resistencia del hormigón desarrollado en Marte.

En resumidas cuentas, la clave del hormigón cósmico más fuerte y resistente puede encontrarse en nuestra sangre, sudor, lágrimas y orina.

Según las pesquisas del equipo científico, una posible tripulación compuesta por seis astronautas en una misión a Marte con una duración aproximada de dos años, podría producir más de 500 kilos de AstroCrete, nombre que han decidido ponerle a dicho material. Los científicos concluyen diciendo que cada astronauta sería capaz de producir suficiente AstroCrete como para expandir el hábitat a un habitante más en el planeta rojo.

Fuente > New Atlas

¡Sé el primero en comentar!