Crean el GPS militar más pequeño del mundo y que casi no consume energía

El gran avance y desarrollo de la tecnología ha permitido que diferentes ámbitos alrededor del mundo se beneficien de esto para crear las mejores máquinas y sistemas, contando con productos de alta gama y última generación. Uno de los campos más beneficiados ha sido el militar, donde se han desarrollado gran cantidad de armas, sistemas autónomos o diferentes vehículos. En esta ocasión, se ha desarrollado un nuevo sistema de GPS que puede ser de vital importancia en una guerra.

Uno de los proveedores militares más importantes del mundo, BAE Systems, ha creado el GPS militar más pequeño, ligero y con mayor eficiencia energética del mundo. Recibe el nombre de MICROGRAMTM-M y tiene el tamaño aproximado de una postal. Este novedoso sistema puede instalarse tanto en pequeñas aeronaves como drones como en otros dispositivos portátiles. Además, es resistente a interferencias e intentos de hackeo.

Un GPS con muchas funciones

Los GPS normalmente se han usado para lo mismo en las últimas décadas, pero poco a poco se ha ido convirtiendo en una tecnología muy usada en el ámbito militar. No solo sirve como un mecanismo de ayuda para guiar a vehículos terrestres, aviones o barcos, sino que también ayuda a apuntar misiles o proyectiles de distinto tipo. A su vez, puede marcar la ubicación de tropas enemigas, entre otras cosas.

Sin embargo, a medida que los GPS están siendo cada vez más usados en las guerras, los diferentes países también han creado diferentes tecnologías y sistemas que les permiten interferir o manipular el funcionamiento de los GPS.

Por motivos de seguridad, no se han desvelado muchos detalles de este nuevo GPS militar, aunque sí que se conocen algunos datos generales.

Muy pequeño y apenas consume energía

Usa un código de ruido pseudoaleatorio que se transmite a 5.115 MHz, aunque se desconoce la longitud de dicho código.

Mientras se encuentra funcionando, la señal se transmite en un haz puntual de alta potencia desde un satélite GPS, lo que permite atravesar señales de interferencia generales. Estas señales están encriptadas e identificadas de tal modo que el receptor puede detectar señales falsas y rechazarlas.

Concretamente, el GPS tiene unas dimensiones de 2,5 centímetros de largo, 3,1 centímetros de ancho y 0,698 de alto. Está diseñado para ser capaz de ser intercambiado con su predecesor en dispositivos equipados con GPS, pero cuenta con una rápida adquisición de señal segura y un sistema de seguridad mejorado, junto con capacidades de resistencia y anti interferencias. También consume muy poca energía.

Se espera que este nuevo sistema de GPS comience a producirse en masa a partir del año que viene.