Este dron autónomo puede localizar enemigos usando infrarrojos

Los drones son esas pequeñas aeronaves que se pueden usar para muchas cosas diferentes. De hecho, muchas empresas y compañías los utilizan para hacer diferentes trabajos y así ahorrar tanto tiempo como dinero. Existen drones de muchos tipos. Su implementación en los ejércitos de diferentes países es ya una realidad, ya que son muy dinámicos para hacer diferentes trabajos de rastreo, reconocimiento o incluso usarlos como arma. El último se usará para localizar mediante sensores infrarrojos a enemigos de forma autónoma.

Un dron Avenger fue capaz de localizar diferentes enemigos y hacerles un seguimiento por sí solo por primera vez gracias a un sensor de infrarrojos. Además, el dron se conducía de forma autónoma, sin ningún piloto.

Una arma muy completa y efectiva

Que una aeronave sea capaz de seguir a un objetivo desde el aire es una tarea bastante común, solo que para esto los sistemas que suelen usar los aviones son radares, que se trata de un mecanismo de localización muy efectivo.

Sin embargo, los radares no siempre están disponibles, ya que a veces se usan naves con fines furtivos, o los enemigos usan tecnologías anti radares. Incluso puede ser que la zona donde se encuentre la aeronave sufra de interferencias de radio.

Para acabar con todos estos inconvenientes, se ha desarrollado este nuevo dron. Cuenta con unas dimensiones de dos metros y medio de largo y 41 centímetros de ancho. Esta aeronave sustituye el radar por un sensor IRST21 que tiene un sistema de procesamiento de datos integrado avanzado para rastrear y hacer el seguimiento de los enemigos detectando radiaciones infrarrojas.

El dron usa sistemas tecnológicos convencionales por lo que no fue necesario crear una infraestructura desde cero y se usó un dron Avenger para ello.

Las pruebas fueron un éxito

Se tardaron menos de 90 días en realizar todo el proceso de instalación en el Avenger. Además, todo el proceso de instalación no costó mucho dinero.

Se han hecho varias pruebas para comprobar su funcionamiento y el Avenger usó la capsula para detectar objetivos que se movían de forma muy rápida por la zona. Una vez hecho este seguimiento, se enviaban datos de seguimiento al sistema del dron para que este hiciera lo que fuera conveniente para destruir a los enemigos.

Por tanto, este nuevo sistema de drones autónomos que puede localizar enemigos es muy util para el futuro. Podrían usarse para hacer diferentes conjuntos de operaciones en el campo de batalla.

El uso de una tecnología autónoma y sin radares y, además, con tanta efectividad, proporciona un arma que la hace estar un paso delante de muchas otras que se usan hoy en día.