La Raspberry Pi sube de precio por primera vez en su historia

La escasez de chips lleva ya más de un año con nosotros. Por su culpa, el precio de los dispositivos electrónicos ha subido con bastante fuerza, a la vez que el stock se ha visto gravemente afectado. Las más afectadas han sido las tarjetas gráficas, cuyo precio en el mercado de segunda mano llega a duplicar su PVP. Ahora, le ha tocado el turno a la Raspberry Pi.

La popular placa lleva varios meses con problemas de stock y con leves subidas de precio en sus proveedores, pero no ha sido hasta ahora cuando la compañía las ha hecho oficiales. Todo pintaba muy bien en febrero de 2020, cuando la Raspberry Pi Foundation anunció que iba a dejar de fabricar la Raspberry Pi 4 de 1 GB, y que el modelo base iba a ser el de 2 GB de RAM. El precio de ese modelo bajaba de 45 a 35 dólares, aunque en España no se podía encontrar por debajo de 40 euros, pero seguía siendo un buen precio.

El modelo de 2 GB pasa de 35 a 45 dólares

Sin embargo, ahora la fundación ha anunciado que el modelo de 2 GB volverá a costar 45 dólares. Según afirma la compañía, el precio de 35 dólares no es económicamente viable para ellos debido a la subida de precios de los chips y al aumento de los gastos de envío de las piezas. La escasez ha hecho que haya multitud de modelos de placa sin stock, como la Raspberry Pi Zero o la variante de 2 GB de la Raspberry Pi 4, la más demandada.

Eben Upton, CEO de Raspberry Pi, afirma que la subida de precio es sólo temporal, y que una vez que consigan volver a la normalidad en la cadena de suministro, volverán a bajar el precio a 35 dólares.

Para los usuarios industriales que necesitan distintos usos para la Raspberry Pi, pero no necesitan tanta memoria RAM, la fundación ha anunciado que va a lanzar de nuevo el modelo de 1 GB de RAM que previamente habían dejado de fabricar, y que costará 35 dólares.

Los problemas de stock se extenderán hasta 2022

Los problemas de stock van para largo. La fundación afirma que, como mínimo, esperan seguir teniendo problemas durante la mayor parte de 2022, por lo que el precio podría tardar como mínimo un año en volver a la normalidad. Los modelos más afectados son, paradójicamente, los que usan un proceso de fabricación más antiguo de 40 nm. Entre los modelos que usan los chips de 40 nm, van a priorizar el Compute Module 3, el Compute Module 3+ y la Raspberry Pi 3B, perdiendo prioridad el 3B+. El precio de estos modelos no subirá, al menos de momento.

Cursos gratis para Raspberry Pi

Así, parece que van a mantener una producción relativamente estable de los chips de 28 nm que usan la Raspberry Pi 4 y el Compute Module 4. Según están viendo, creen que la producción de estos chips, fabricados por Broadcom, van a normalizarse antes que los demás, ya que están empezando a ver los primeros signos de vuelta a la normalidad en ellos.

En España, si vamos a comprar el modelo de 2 GB, vemos que no hay stock en ninguno de los tres distribuidores oficiales que hay, y además se venden a un precio elevadísimo de 48,95 euros como mínimo. Si nos vamos al modelo de 4 GB, hay stock disponible a precios en torno a 64 euros. Para el de 8 GB, el precio se dispara a 82,89 euros como mínimo. A todos ellos hay que sumarle gastos de envío, y no vale de mucho irse a alternativas a Raspberry Pi, ya que su precio también ha subido.