Vodafone sorprende con su nueva forma de desplegar 2G, 3G y 4G

Más del 96% de los nuevos despliegues de red telefónica móvil de Vodafone tienen lugar en infraestructuras compartidas. Una estrategia que permite a la operadora ser más eficiente y tener un menos impacto medioambiental en el conjunto de sus actividades.

Más concretamente, Vodafone instaló un total de 2.137 nuevos emplazamientos, de los cuales 2.057 se desplegaron en infraestructuras de otros operadores, mientras que solamente 80 se colocaron en instalaciones propias de la empresa. Estos datos corroboran que el despliegue llevado a cabo por Vodafone en infraestructuras compartidas ascienda hasta el 96,26% del total que ha realizado en el último año fiscal.

Política de compartición de redes

Estos datos suponen un avance en la política de compartición de redes que la operadora ya había puesto en marcha con anterioridad. De hecho, Vodafone y Orange pactaron en abril de 2019 una ampliación de los acuerdos de despliegue y compartición de redes móviles y fijas que tienen las compañías en España, incluyendo la nueva tecnología 5G con el fin de llevar a cabo “un modelo de inversión sostenible”.

Este acuerdo estableció que ambas compañías podrían compartir de forma activa las redes 2G, 3G, 4G en ciudades de 175.000 habitantes lo que ha supuesto un aumento de número de emplazamientos compartidos de los 5.600 del anterior acuerdo a 14.800. Esta alianza, según comunicó Vodafone en su momento, podría generar a la compañía un ahorro en los próximos diez años tanto en gastos operativos (opex) como en gastos de capital (capex) alcanzando los 600 millones de euros.

4G

Despliegue de infraestructuras

Durante el ejercicio fiscal 2020-2021, Vodafone puso en marcha más de 1.050 nuevos emplazamientos de 4G de 800 MHz, alcanzando una cobertura 4G en más de 7.275 municipios de más de 5.000 habitantes, llegando a cubrir el 99,52% de la población. Además, Vodafone fue la primera compañía en apostar por expandir su red 5G siendo la primera comercial que entro en servicio en España. Desde su lanzamiento en junio de 2019, al cierre del ejercicio 2020-2021 la red 5G llegaba ya a 25 grandes ciudades abarcando una cobertura del 50% de su población.

Desde entonces, el servicio Vodafone 5G está incluido en las tarifas de contrato ilimitables, mientras que el despliegue ha ido creciendo de forma progresiva hasta alcanzar los 427 emplazamientos 5G operativos a marzo de 2021. La inversión en despliegue de infraestructuras de Vodafone, tanto en redes móviles como fijas, fue de 699 millones en el ejercicio de 2020-2021 lo que supone un 8,1% menos que el anterior año fiscal.

Por otra parte, Vodafone añade que “ha realizado las acciones necesarias para asegurar el correcto funcionamiento de la red móvil y fija” durante la situación sanitaria, política y económica derivada de la pandemia. La compañía también remarca en su informe integrado del ejercicio 2020-2021 que la compartición de infraestructuras ha sido muy importante para minimizar el impacto medioambiental que genera su actividad. La compañía está muy concienciada con generar el menor impacto posible al medioambiente y ya ha puesto en marcha varias iniciativas para conseguirlo. Uno de los principales objetivos que ha logrado Vodafone es que “el 100% de su energía eléctrica adquirida y consumida en España proceda de fuentes renovables”