A la cárcel si te siguen engañando con opiniones falsas en Amazon

A la cárcel si te siguen engañando con opiniones falsas en Amazon

Alberto García

Las opiniones falsas en Amazon son una lacra contra las que la compañía lleva años luchando. Desde la pandemia, hemos visto como multitud de marcas chinas han desaparecido de Amazon por haber llevado a cabo campañas de opiniones pagadas, donde devolvían a los usuarios el dinero de los productos si dejaban opiniones positivas. Ahora, acaban de cerrar tres servicios de opiniones falsas que operaban en Europa, incluyendo España.

Estos servicios de opiniones falsas eran gestionados por un ciudadano alemán, y un juez británico ha ordenado su cierre. Se trata del primer cierre ordenado por un juez para servicios de este tipo. La red cerrada contaba con miles de perfiles falsos que utilizaban para dejar opiniones positivas en los comentarios. Las compañías contrataban a esta empresa para potenciar las opiniones en sus productos, lo cual va en contra de las condiciones de uso de Amazon.

Testerjob: opiniones falsas en Amazon desde Mallorca

Las empresas usaban nombres como AMZTigers o Testerjob, y prometían disparar las ventas de los vendedores a través de estas opiniones positivas. AMZTigers operaba desde Matal, y Testerjob operaba desde Mallorca, por lo que las opiniones falsas estaban presentes en la tienda española de Amazon. En el caso de AMZTiger, la empresa tenía 62.000 perfiles falsos dedicados a poner reviews falsas en los productos.

El Tribunal Superior de Reino Unido ha prohibido a estas empresas poner reviews en Amazon, y afirma que cualquier persona que incumpla la condena podrá ser encarcelada, multada, o se le pueden incautar sus bienes.

opiniones fake amazon expulsion

La operativa era similar en estas empresas. Los supuestos analistas compraban los productos en Amazon y luego los analizaban, lo cual, a ojos de Amazon, parecía legítimo. Sin embargo, luego los vendedores les devolvían el dinero que habían pagado por esos productos a través de medios como PayPal. Incluso recibían dinero adicional por sus servicios.

Las operaciones estaban ligadas a Norbert Weber, un empresario de márketing online que tiene una empresa llamada W3 Internet Marketing, dedicada a la optimización de SEO para empresas. El propio Weber tenía vídeos online promocionando AMZTigers, donde afirmaba sin ningún tipo de pudor que «estaban violando las reglas de Amazon», y que lo que hacían «estaba en el margen de la legalidad».

Opiniones falsas en paquete: esto es lo que cobraban

La compañía vendía cada opinión positiva por 15 euros, o hacía descuentos si se compraban en bloques de 1.000. En el caso de Testerjob, la empresa permitía a usuarios particulares apuntarse para recibir los productos gratis a cambio de dejar opiniones positivas, siendo un mero intermediario. Estas opiniones son clave para que un producto esté bien posicionado en la tienda, ya que los que más opiniones positivas tienen son los que suelen aparecer en las primeras páginas sin tener que pagar por posicionamiento a Amazon.

Ambos servicios dejaron de operan a finales del año pasado. Desde Amazon celebran estos cierres, y afirman que siguen trabajando con mucho esfuerzo para acabar con el mayor número posible de opiniones falsas. Las reviews son muy importantes para la tienda, ya que afirman que es una de las cosas que más valoran los usuarios antes decidirse por uno u otro producto.

En la web se emiten 30 millones de reseñas cada semana, y todas ellas son analizadas tanto por sistemas automatizados como por 10.000 empleados en todo el mundo. En 2020, Amazon bloqueó más de 200 millones de presuntas opiniones falsas antes de que se llegasen a ver por un cliente. En el caso de que se vea una opinión falsa en Amazon, la tienda cuenta con un botón que dice «Informar de un abuso». Si recibes una oferta ilícita de un vendedor para dejar opiniones falsas a cambio de productos gratis, también puedes reportarlo a reviews-help@amazon.es.